La mercadería también tenía como destino Río Negro. Fue secuestrada en Río Colorado por el Senasa.
Tamaño letra:

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) secuestró este último viernes dos toneladas y media de pescado y mariscos que iban a ser comercializado en distintos puntos de Neuquén y Río Negro.

 

Según indicaron desde el organismo, la mercadería estaba compuesta de filetes de merluza, corvina, pejerrey, abadejo, sábalo, gatuzo, pez palo, pez gallo, mariscos y langostinos. Todo provenía de Mar del Plata.

 

El procedimiento se realizó luego de un control de rutina en el puesto de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica en Río Colorado. La mercadería era transportada con documentación falsa.

 

Como consecuencia, el Senasa dispuso su decomiso y el envío a destrucción "en virtud del riesgo que representaban para la salud de los posibles consumidores".

 

El organismo recordó que "con este tipo de acciones habituales, el Senasa verifica que los productos que se transportan sean aptos para el fin destinado y cumplan con las normas vigentes, así resguarda la salud de los consumidores, protege a los productores responsables y sostiene la sanidad animal y vegetal".

Comentarios

Noticias Relacionadas