El Deportivo Viedma retomó los entrenamientos luego de su participación en el Súper 4 de la Liga Argentina.
Tamaño letra:

 

 El entrenador, José Luis Pisani, reflexionó sobre el momento del equipo, la entrega de los jugadores, los cambios de extranjeros y lo que viene para el conjunto capitalino.

 

“Nos pusimos la vara bien alta y la vamos a seguir manteniendo de esa manera. Hoy estamos en un lugar de privilegio entre los primeros puestos y no queremos dejarlo”, resaltó el coach, casi como una declaración de principios.

 

Admitió que la derrota en semifinales del Súper 4 “nos dejó un dolor grande, porque íbamos a buscar el título que tanto anhelábamos” y completó: “El equipo no llegó en su mejor momento y estos torneos cortos, son torneos de momentos, son dinámicos, se juegan en dos días y en una fecha que ya es bastante particular”.

 

“Con los cambios que sufrimos no llegamos en el mejor momento. Los cambios de extranjeros no nos permitieron desarrollar nuestro juego. A mí, como entrenador, no poder ganar me genera un dolor grande, porque la ilusión era grande. El equipo había hecho un trabajo de mucho sacrificio y de mucho básquet, ganando el 72% de los partidos para ubicarnos como el 3° equipo en el ranking para jugar ese torneo. Somos competitivos sin lugar a dudas, lo tenemos en el ADN, y fuimos con mucha ilusión. Nos encontramos con un rival que nos superó en todas las líneas y aprovechó nuestra falta de ritmo”, remarcó el DT.

 

Pese a esto, el balance sigue siendo positivo: “Somos el único equipo que repite jugar este certamen y el trabajo de los chicos, que pusieron al equipo de cara al Súper 4 e hicieron un partido competitivo contra Barrio Parque, nos llena de orgullo”.

 

“Estamos agradecidos a los jugadores que dejaron lo mejor de ellos para poner al Depo Viedma en una situación de privilegio, poder competir entre los mejores y en el torneo más importante de la Liga Argentina de cara a los playoffs”, resaltó.

 

Se refirió además a lo que se viene, con el reinicio de la fase regular: “Enero será muy duro, volvemos a la ruta para jugar con Estudiantes, llegamos de Olavarría y jugamos el clásico con Atenas y al día siguiente volvemos a hacer 1400 kilómetros para jugar tres partidos en Entre Ríos. Y con los cambios que se han generado en el equipo hay que poner mucho corazón y entrega”.

 

“Hay que aprovechar al máximo los pocos entrenamientos que tenemos. Porque sin lugar a dudas, el equipo va a experimentar situaciones en plena competencia y eso muchas veces es muy tirano porque se experimenta con dos jugadores importantes para el equipo, como son los, y lo ideal sería tener más entrenamientos. Pero a esta altura del torneo no se puede”, finalizó.

 

Prensa Deporrtivo Viedma 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas