Las artesanías que vienen de mujeres de parajes alejados han llegado a todas partes del mundo luego de una ardua labor para potenciar lo nuestro.
Tamaño letra:

 

Por Fernando Manrique
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Cada persona es una historia y en nuestra provincia tenemos 689 mil historias de vida, muchas de ellas de trabajo sacrificado. Más aún en los pequeños parajes alejados de los ruidos urbanos.


Allí sobrevuelan tradiciones que se traspasan de generación en generación. Una de ellas es la labor artesanal que emprenden decenas de personas a base de la aguja y el crochet o sobre utensilios con metales.


Son historias de personas humildes que dejan un pedacito de su vida en cada bordado o pieza de orfebrería.


Lo intangible, lo invisible, lo que no se puede poner en palabras y está en el talento de las manos de esos artesanos es lo que hace a sus manualidades piezas únicas.


El Mercado Artesanal de Río Negro, creado en 1971 por el entonces intendente de Ingeniero Jacobacci Elías Chucair, en estos casi 50 años de vida se ha encargado de nuclear los productos artesanales de nuestra provincia.


Primero comenzó como un espacio para el intercambio de saberes, luego con una función más social y hoy es un mercado con todas las letras.


Existen siete sucursales disponibles: Viedma en la avenida Villarino 205, General Roca, Ingeniero Jacobacci, Los Menucos, Río Chico y dos más en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Puesta en valor de lo artesanal

 

 

Silvia Izquierdo, directora del Mercado Artesanal de Río Negro que ahora depende del Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes, dialogó con Noticias sobre lo que se viene haciendo desde su gestión que arrancó en mayo de 2017.


En este sentido, señaló: “Empezamos a priorizar el valor cultural que tienen las artesanías y las historias que tenemos en las artesanías en lo que es transmisión cultural, sobre todo en tejidos. Nuestro fuerte, nuestro origen son los tejidos y nunca dejamos de perder de vista el valor social que tiene para las tejedoras, para la hilanderas y todo lo que abarca a los artesanos, por la zona en las que se desarrollan nuestras artesanías, en una zona que siempre ha sido la más sufrida, la más alejada”.


Respecto al cambio de Ministerio, que significó un cambio de visión de la actividad artesanal, Izquierdo mencionó: “El pasar a este Ministerio a nosotros nos ha significado un renacer porque el trabajo dentro de Desarrollo era acompañar a las artesanas y sostenerlas desde lo social, desde el lugar de poder solventar su trabajo y demás, y estaba un poco dejado de lado lo cultural. Entonces, a partir de ahí tuvimos que volver a ver cómo estaba conformado porque el Mercado Artesanal dentro de su legislación y de su armado tiene una parte de fiscalización. Nosotros, en ese sentido, ahora estamos desconstruyendo esa fiscalización para poder pasar a generar una Comisión Fiscalizadora de Artesanías”.


En ese aspecto, se trabaja delicadamente la interpretación de las artesanías ancestrales y los listados de artesanos, quienes además cuentan con una obra social propia y Río Negro es la única provincia en concretar tamaño logro.


Integración de los artesanos

 

 

Actualmente, hay entre 50 y 100 artesanos en las listas del Mercado, pero son muchos más los que se esconden detrás de la cara de uno o dos.


La titular del ente comentó así: “A veces son más del número que manejamos, pero los nucleamos en un lugar y los vamos a buscar. Hay chicas de Somuncura que tienen toda la zona de Maquinchao, Sierra Colorada y allí hay muchas artesanas que las visitan ellas, las mismas artesanas y después acercan los productos al Mercado Artesanal para dinamizar el trabajo”.


El poder agrupar todos los productos de manera eficaz no es una tarea sencilla y hace un año atrás el proceso de compras, de ventas y de visitas era bastante lento.


Atendiendo a ese problema, Izquierdo marcó que se hizo un convenio con el Banco Patagonia para agilizar los trámites: “Cuando las chicas nos dicen que tienen mercadería para entregar, lo hacen con la boleta y en el mismo momento, en un término de tres o cuatro horas en cualquier lugar de la provincia, autorizo el pago previo al chequeo de los administrativos y en un rato tienen su dinero en sus cajas de ahorro. Eso nos dinamizó muchísimo el trabajo, nosotros tardábamos veinte días en hacer una compra de 20 mil pesos”.


A la par, se está implementando un software al estilo Mercado Libre; es decir, en el que van a tener en línea todos los locales de los puntos de ventas con cada una de las artesanías en las siete sucursales, con datos de lo que se vendió más, los objetos que hace mucho tiempo que están, los que se pueden poner en ofertas o cuáles se pueden llevar a determinadas fiestas.


“Ese software nos permite dinamizar las compras y las ventas porque vamos sabiendo lo que tenemos que comprar en relación a lo que vendemos”, sostuvo la conductora del Mercado.

 

Presencia en todas las fiestas 

 

 

Un punto que caracteriza al Mercado Artesanal es su federalismo, a tal punto que ha participado de todas las fiestas provinciales durante el último año.
En un mismo fin de semana, a veces, estuvieron en cuatro puntos distintos. Desde la Fiesta de la Pera en Allen hasta la del Mar y el Acampante en el Cóndor.


Asimismo, pasaron las fronteras provinciales en Cosquín, donde hablaron del Mercado y hasta los llamaron de Nación para volcar algunas ideas en otras provincias.


‘Estuvimos por primera vez en todas las rurales y en las fiestas provinciales que nos invitaron. Estuvimos todo el verano en Las Grutas, en invierno en Catedral y lo otro que también fue muy positivo es que las artesanas de Comallo fueron a Catedral y ellas mismas fueron a vender allí‘, relató.


Y como decíamos en un principio, cada persona es una historia y una linda historia que surgió de esas presencias en las fiestas fue que las artesanas vieron cómo sus propios productos se iban a otros lugares tan lejanos: “A una chica se le quebró la voz porque dijo que vino un señor a comprarles y hablaba en otro idioma. Así que les ayudaron más o menos a entenderse y dice que cuando vio que se llevaban sus artesanías a otros países fue una emoción tan grande. Dijo: ‘Yo nunca me imaginé que iban a salir de Comallo’”.


Izquierdo explicó: “Este año hubo muchas artesanas en los propios stands y habían artesanas de Pilcaniyeu, de Jacobacci, de un montón de lugares, que además fueron a fiestas provinciales que nunca se imaginaron lo que era y fueron experiencias tremendas”.


Las ventas del Mercado tuvieron un éxito rotundo que va a contramano de lo que sucede con otros rubros: “Cuando una artesana explica por qué tiene ese precio, o muestra una foto de cómo se hace, la gente ni pregunta el precio, lo lleva porque sabe qué se lleva. Nosotros quintuplicamos las ventas de un año a otro, cuando en todos lados estamos en recesión por lo que está pasando con la economía”.

 

Artesanías rionegrinas en todo el mundo

 

 

La humildad que caracteriza a los artesanos se puede reflejar en un emotivo caso que contó Izquierdo: el de Elena.


Narró en esa línea: “Hay cosas que uno a veces en el territorio no las puede registrar pero yo el otro día fui a un campo de Pichi Leufu con un sobre, miré a una artesana y me dijo ‘Pero todo eso no es para mí’ con una humildad, en un lugar muy precario, con piso de tierra, con todo lo que implica vivir en esa zona. Le dije que sí, si es lo que había tejido. Me respondió: ‘Un montón de gracias, yo hoy no tenía para comprar yerba’. Y se llevó diez mil pesos, no fue un sueldo, pero nosotros mientras más vendemos hay más gente que vive de su trabajo”.


“Su papá es ciego, tiene a su hijo que está estudiando y va y viene de Jacobacci, así que es una relación directa de trabajo genuino. Además tienen una alegría cada vez que tejen”, completó.


En cierta manera, todos los productos tienen un valor que va más allá del precio de lista, esas historias como las de Elena no se pueden medir en pesos.
Los propios artesanos ponen cuánto vale cada una de sus artesanías por una cuestión de la comercialización formal de los mates, bombillas, cerámicas, tejidos y demás, pero las historias detrás de cada una de esas creaciones no tienen dimensiones.


Otra cuestión que generó un antes y un después en las ventas de artesanías ha sido la Ley 4304 sancionada en 2008, que en sus considerandos establece que los tres poderes del Estado de Río Negro, organismos descentralizados, autárquicos y las empresas del Estado que participen de actos ceremoniales o de protocolo en los que se entreguen presentes u obsequios, deben adquirir los mismos del Mercado Artesanal.


Es así que todos los regalos protocolares del gobernador a mandatarios de otros pagos fueron y son del Mercado Artesanal.


Los obsequios habituales son la bandera de Río Negro en telaje que viene desde Valcheta con una bolsa de terciopelo negro, con un broche de alpaca y plata. Entonces, ‘todos los embajadores que vinieron de Siria, del Líbano, de Turquía y demás que vinieron a Bariloche se llevaron esa bandera con el broche, un mate y una bombilla con señaladores de orfebres locales‘.


Ese mismo regalo lo tiene el presidente Mauricio Macri, el primer mandatario chino Xi Jinping, están en todas partes del mundo.


Finalmente, consultada sobre los proyectos en carpeta, Izquierdo puntualizó: “La idea es dejar un trabajo hecho para que se continúe y no volver a reiniciar. El software y poder pagar a distancia está hecho para dinamizar las ventas y va a continuar a largo plazo”.


A mediano plazo, se piensa en tener un edificio propio ya que actualmente la central funciona dentro del Ministerio de Turismo, contar con un furgón o un camión para muestras itinerantes y desarrollar más capacitaciones relacionadas al marketing, al Packaging, a los productos y volver a reconstruir las historias de los productos.


Sin lugar a dudas, la tarea del Mercado Artesanal es una de esas tareas invisibles que no se destacan a menudo pero que le otorgan cambios en la vida de los artesanos que son sustanciales. Podemos decir que desde el Mercado Artesanal se ayuda a seguir escribiendo las historias de los rionegrinos que eligen vivir en parajes alejados y enaltecer sus saberes ancestrales.

Comentarios

Video del día