En Chubut, en localidades cercanas a El Bolsón y Bariloche, se han detectado varios casos fatales. 
Tamaño letra:

El brote de hantavirus en la localidad chubutense de Epuyén generó la alarma en varios de los turistas que en estas épocas del año, acostumbran a dirigirse a las localidades de montaña cercanas.


Sin embargo, fuentes oficiales tratan de llevar calma a la comunidad, e insisten en que con normas básicas de higiene es sencillo contrarrestar los efectos de la enfermedad, a la espera que cese el brote y su nivel de contagios.


Este brote ya se ha cobrado tres vidas. Eduardo Herrero es el coordinador de la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental de la Zona Atlántica, y en diálogo con Radio Noticias insistió en que no hay peligro para acercarse a vacacionar a la montaña.


Habló sobre las medidas de prevención para el hantavirus, esta enfermedad que contagian los roedores que están en contacto de diversas formas con los humanos.


Aclaró que está controlado el mismo y que se logró ubicar a la persona que generó la disparada de casos.


Explicó además Herrero que, a diferencia de otros virus, este tiene una bajo nivel de contagio, pero altísima tasa de mortalidad: prácticamente a mitad de los contagiados en una situación común, pierden la vida.


“Las medidas de prevención del hantavirus son las históricas, pero ahora se suma esta situación particular de Chubut porque en la zona de Epuyén aparecieron varios casos juntos y en un mismo periodo de tiempo, asociados a un evento y a un lugar común”, expresó el profesional.


Aclaró: “Este brote está circunscripto en tiempo, lugar y persona, que se va a cerrar, se va a terminar”.


“La idea nuestra es no difundir el pánico, ampliando las medidas de prevención se puede hacer vida normal, se puede viajar a la montaña, se puede ir a Epuyén, se puede acampar, pese a que hay consejos para que no vengan a la zona, agregó Herrero, en referencia a los comentarios que naturalmente surgen de una situación particular como esta.


Hay un antecedente en 1996, asociado todos los casos a una sola persona, que contagió al resto y murieron ocho personas.


Las medidas de prevención son varias y sencillas. En las viviendas hay que colocar las denominadas barreras de exclusión, como zócalos de goma en las puertas, y tapando cañerías, evitando así el ingreso de los roedores.


Además, manteniendo la limpieza y no dejando restos de comida por ningún lado: servirles a las mascotas solo lo que van a ingerir y lavar los platos inmediatamente al terminar de comer.


Además, la basura sacarla diariamente.


Se aconseja que en caso de detectar roedores, matarlos, y de hallarlos muertos, arrojarle agua con lavandina, y esperar unos minutos, tomarlo con guantes, colocarlos en doble bolsa y enterrarlos.
 

Comentarios

Video del día

Lo + Leído