Desde la empresa se destacó la incansable labor de los operarios, para restablecer el servicio en los lugares afectados.
Tamaño letra:

 

El cruento temporal que golpeó con dureza a toda la región provocó inconvenientes en el sistema eléctrico, por lo que operarios de EdERSA trabajan desde la mañana de este martes sin descanso en procura del servicio.


Ayer los operarios desarrollaron tareas hasta la medianoche y hoy se retomaron los trabajos con la primera luz del día y en conocimiento de los sectores aún sin servicio.

El mayor inconveniente se sitúa en la zona de Campo Grande, donde un incendio de proporciones generó la caída de alrededor de mil metros de línea de baja tensión, generando la salida de servicio en esa localidad.

En Cipolletti, el suministro a nivel de alimentadores troncales se normalizó en su totalidad a las 23.50, cuando entró en servicio el distribuidor Ruta 151. De esta forma, se recuperó el abastecimiento de la planta potabilizadora de agua.

 

Aún así, existen apéndices de sectores rurales afectados por caída de álamos que aún se mantienen sin energía en la Ruta 151, ruta Nacional 22, Ferri, Circunvalación y barrios como Santa Marta y Santa Elena.


Son ocho las cuadrillas que recorren la localidad del Alto Valle en procura de solucionar los problemas que dejó uno de los temporales de viento más duros que se recuerden en las últimas décadas.

 

El nivel de reposición en Cipolletti es del 97% aproximadamente.

Por otro lado, en la ciudad de Fernández Oro se encuentran sin servicio los loteos sociales 3 y 4 y la calle Mitre.

Además, los usuarios regularizados de Las Perlas se encuentran sin servicio desde la tarde de ayer producto de una falla en el sistema de transporte de energía, a cargo la cooperativa Calf.

Sabiendo que se trató de un hecho climático extraordinario, se recordó a los vecinos que deben comunicarse con el servicio SARA (08102229500) en caso de tener problemas de servicio o encontrarse con una situación de peligro en la vía pública.

Comentarios

Video del día