Altamirano habló con Días Distintos sobre lo que está viviendo como parte de la institución Azulgrana.
Tamaño letra:

 

El viedmense Franco Altamirano, de 15 años, que quedó seleccionado para jugar en San Lorenzo de Almagro está en Buenos Aires.


Altamirano habló con Días Distintos sobre lo que está viviendo como parte de la institución Azulgrana.


“Es un paso muy importante el que di y estoy muy contento”, expresó.


Luego, contó que estuvo cerca de dejar y aseguró que nunca hay que bajar los brazos.


“Hay que seguir por los sueños, no hay que bajar los brazos nunca. A mí me paso de querer dejar, tuve una lesión y quise dejar todo. Después me llegó la posibilidad de la selección y después esta posibilidad. Y bueno, acá estoy, nunca me di por vencido. Gracias a Dios decidí seguir”, manifestó.


En cuanto a su llegada a San Lorenzo, reveló que “sabía que me estaban mirando, yo a los 12 años estuve acá y ya me conoce el dirigente. Tuve la posibilidad de que me vea devuelta y que me convoque”.


Sobre su posición en la cancha, dijo que es un “central marcador, juego de la posición que me ponga el técnico y a disposición de él. Soy mucho de ir a raspar, me gusta raspar”.


Finalmente se refirió a la selección de Río Negro y los amistosos con equipos de primera.


“Está muy bueno que la selección de Río Negro juegue partidos con equipos de primera, porque acá los ven a todos, si hay cosas que les gustan los llaman”, finalizó.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas