Se desarrolló, en la costanera viedmense, la segunda fecha del Circuito de Natación de Aguas Frías.
Tamaño letra:

 

Fueron más de 71 nadadores los que desafiaron las temperaturas del río Negro en un medio día soleado de otoño. Los primeros en sumergirse, a las 11, fueron las categorías promocionales, que nadaron un trayecto de 500 metros.


Luego, llegó el turno de quienes recorrieron un kilómetro. Los nadadores fueron transportados hasta el Barco Hundido y tuvieron que llegar hasta el Club Náutico. Por último lo hicieron los más intrépidos que se animaron a la mayor distancia propuesta que fue de 2 kilómetros.

 

 


Algunos corrieron con traje de neoprene y otros sin, pero lo importante es que todos pudieron completar el desafío. Los propios responsables destacaron que no hubo ningún abandono.


En cuanto a los más veloces de la prueba de 2000 metros, se trató de dos jóvenes nadadores de Mar del Plata. Brian Derbiz, nado con traje de neoprene y fue el primero en salir del agua, luego llegó Kevin Williams; que nado sin traje.

 


“Disfrute la carrera lo más que pude. Más que hice podio estoy contento por el logro. Somos todos ganadores porque, yo me metí con traje, y hubo mucha gente que se metió sin traje y llegó. Eso yo no lo podía hacer. Por eso digo que el podio es un numero, un puesto, porque ganadores somos todos” manifestó Brian Derbiz al finalizar la competencia.


Derbiz contó que es la primera vez que visita Viedma y que le pareció “un lugar hermoso, me gustaría quedarme acá” y al ser consultado sobre la posibilidad de volver a una próxima competencia sostuvo que lo “van a ver muy seguido”.

 

 


Una vez terminadas las carreras se realizó la premiación, donde todos los atletas recibieron medallas y los que ocuparon primeros lugares también se llevaron trofeos. Además hubo algunos reconocimientos para quienes colaboraron con la organización y el reconocimiento especial para Enrique Quiñigual, quién fue uno de los iniciadores de este tipo de competencias.

 


Uno de los organizadores, Claudio Plit, presentó a Quiñigual como el corchito fundamental de la disciplina.


“Sos algo así como, dije la piedra fundamental pero me dijeron no porque se va a hundir, entonces mejor dicho serías el corchito fundamental o el lobo marino. Nosotros queremos premiarte por toda tu actuación y por haber puesto la semilla de todo esto”, dijo Plit.


Luego, Quiñigual tomó el micrófono y agradeció a todos los que participaron de lo que hoy considera es una fiesta.


“Quiero darles las gracias a toda la gente que se acercó hasta Viedma a disfrutar de todo esto que es una fiesta. Empezamos dos o tres hace tres cuatro años y hoy somos 20. También vino Camilo y mucha gente de afuera que empezaron a poner la semillita y hoy somos más de 90 personas de todo el país. Esto es una fiesta para toda la gente”, expresó.

 

 

 

Este evento ccontó con la organización del Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de Río Negro, en conjunto con la Fundación No me olvides.

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas