Por Facundo Andrés Brizuela.
Tamaño letra:

 

Con los playoffs en semifinales de la Conferencia Sur, el Deportivo Viedma pasó una serie muy dura contra Rivadavia de mendoza, en un quinto partido de muchos nervios pero aún controlando todo el juego desde el inicio.

 

Ahora, frente a un equipo más difícil. Realidades similares en cuanto a rivales, para PLatense también es más equipo la Fusión rionegrina que Atenas por la performance, por el posicionamiento de sus jugadores y por el gran trabajo del entrenador José Luis Pisani, pero por sobre todas las cosas por el simple hecho que son semifinales y ahora no importa mas nada que la gloria y el hambre de ganar e ilusionarse por escalar y dar un pasito a la vez; ese sabor que solo se vive en esta instancia, porque son poco los equipos que quedan y muchos que fueron expulsados en el camino.


En el inicio de estas semifinales de conferencia el Depo estuvo muy complicado en su primer juego a pesar de haber logrado estar en partido. Fue complicado en defensa, en donde el Calamar hizo mucho daño desde la pintura y en ataque forzó mucho la bola. Depo nunca pudo acercarse en el tanteador como para incomodar a Platense, que jugó con los errores de Viedma.

 


Los de Capital Federal lograron mantener esa pequeña diferencia de 10 puntos y poder jugar con tranquilidad la bola en la ofensiva profundizando cada pelota. Sin embargo y a pesar de hablar con el diario del lunes, sabiendo el resultado hay que destacar que el equipo viedmense a minutos del final del primer juego estuvo a tiro de poner nerviosos a los de Platense en el cierre.


Ya estando 1-0 abajo, el Deportivo encaraba un partido muy distinto al primero, porque se conocen muchísimo y el punto es ajustar los detalles que hacen ganar un playoff. Deportivo Viedma salió a jugar más fino, mucho más en lo defensivo y atacó al Calamar con las misma moneda , profundizando todo el tiempo en donde más le duele. En todo los juegos cerrados se definen en los últimos minutos.


El Depo tomó ventaja desde el primer cuarto,  donde Calamar no pudo hacer pie en la ofensiva y Viedma aprovechó los errores para poder correr, mantenerse más firme en su juego y sacar una ventaja importante para irse al descanso.


En la segunda mitad siguió el dominio del Deportivo con una defensa que Platense nunca logró encontrarle la vuelta y se perdió en su lógica, en su juego fallando en sus tiros en un alto porcentaje y así se trajo un juego importantísimo de visitante. Un tercer juego con jugadores muy concentrados y controlados en ambos equipos. El Deportivo no dejó pasar esta chance de definir en casa y dejar la presión al Calamar que vino a llevarse o recuperar el punto que dejó escapar de local.

 

 

En el inicio Platense arrancó más decidido a proponer su poderío ofensivo; pero los locales rápidamente se pusieron en partido y alzaron a su gente emparejando el tanteador. El Depo trató de complicar con una defensa combinada y dura, pero con la paciencia de Pablo Bruna manejó el ritmo del partido para llevar tranquilidad a los vestuarios.


Ya en el segundo tiempo la Fusión salió con todo para descontar y trabajar el partido parejo hasta el final; por el lado de los capitalinos siguieron por el camino concentrado en la tranquilidad sabiendo perfectamente dónde le duele al deportivo, dañando desde adentro hacia afuera con un par de bombas de pelota trabajada de la mano de Bruna.


En el último cuarto, Deportivo aún no encontraba la paciencia o la conducción por la parte ofensiva , pero si se hizo fuerte en donde estaba la clave que le terminó dando el triunfo., con la lucidez de saber por qué manos tiene que pasar la pelota en los minutos decisivos: con Federico Mariani el Deportivo Viedma está en buenas manos.


Esto no es sorpresa, es marca registrada. En los últimos minutos y a largo de la fase regular hasta hoy, Mariani se pone al hombro la responsabilidad y gana partidos. Ahora puso en situación de quiebre a los capitalinos, ese fantasma que lo viene persiguiendo desde torneo anteriores y lo deja en el camino.

 

 

          

Comentarios

Video del día