Este domingo va a dirigir su último partido frente a Villa Linch. "Se venían tapando muchos baches que a esta altura ya no se pueden ocultar", expresó.
Tamaño letra:

 

 El entrenador Miguel Salazar confirmó en Radio Noticias que este domingo dirigirá su último partido en Villa Congreso.


El DT explicó en diálogo con En el Ángulo 3.0 que su salida se debe a la grave crisis que atraviesa el fútbol del club rojo de Viedma.


"La verdad que no fue una decisión fácil, me costó y después de pensarlo mucho se los comuniqué a los integrantes del cuerpo técnico, tanto al profesor Juan Villegas como a Manteca (Ariel Gómez) y después a los referentes del equipo. Es una determinación pensada e irreversible, pero por respeto a los jugadores y al club voy a dirigir el último partido el domingo", dijo.


El último partido de Salazar como DT del Rojo será este domingo, cuando Villa Congreso enfrente a Villa Linch desde las 16 en la cancha auxiliar de Peña Azul y Oro.


"Mi relación con Villa Congreso va a ser la misma y los que me conocen saben que no me voy a alejar de la institución, porque estoy en la comisión de veteranos y estamos con muchos proyectos en el predio camino al aeropuerto. En el caso de la primera es una situación complicada y que mucha gente no conoce, entre ellos los chicos del club, por eso dejé en claro mis motivos para irme y después de eso varios jugadores quedaron sorprendidos", aclaró.


Los problemas que arrastra Villa Congreso a nivel institucional quedaron evidenciados en las últimas presentaciones, con goleadas en contra frente a Villalonga (10-1) y ante Sol de Mayo (8-0).

 


"Iba tapando agujeros de todo tipo y por eso mismo pensé mucha la decisión, porque no le estaba haciendo el bien a Villa Congreso porque todo caía sobre mí responsabilidad, como marcar la cancha, atender a los jugadores, conseguir las combis para viajar, entonces todo eso era demasiado. Y quiero aclarar que no tienen nada que ver los últimos resultados en contra", comentó Salazar al respecto.


"Hemos tocado fondo, pero no estamos muertos. Villa Congreso es una institución grande y no se merece estar pasando esto, por eso el domingo nos mirábamos las caras y nos preguntábamos dónde estaban las camisetas, porque muchos chicos se las vienen lavando ellos mismos y se las olvidaron. Creo que ni un club barrial está así como nosotros", dijo.


"Villa está llegando a los cien años de historia y un poco en broma digo que a mí me tocaron los peores. Cuando llegué al club no teníamos canchero y con Darío Cárdenas la regábamos como podíamos con un solo grifo y después se decidió sacarle en césped y creo que fue para peor, porque así ningún padre va a querer llevar a su chico a entrenar porque las condiciones son precarias en nuestra cancha", expresó.


"Voy a seguir luchando para que los chicos puedan tener un predio y para eso estamos trabajando. Hablando con el presidente le decía que estando yo el club descasaba en muchas cosas y se venían tapando muchos baches que a esta altura ya no se pueden ocultar. Hace más de dos años que no tenemos una pelota nueva y más de tres que el club no gasta en un kinesiólogo, por eso si viene gente nueva este tipo de cosas las van a tener que solucionar", cerró Salazar.

 

 

 

Comentarios

Video del día