Tamaño letra:

 

Franco Balboa se mostró molesto por la manera en la que el Comité Organizador llevó adelante el control antidoping en Conesa y aseguró que habrá una demanda judicial.


“Estamos muy tranquilos. Sabemos que un resultado de un control antidoping tardan y estamos a la espera, por eso en el momento que salgan los resultados vamos a esperar una respuesta del Comité Organizador por las cosas que se dijeron. Somos competidores leales y no tenemos ninguna necesidad de mancharnos en una competencia como esta”, dijo el neuquino en diálogo con Frecuencia VyP, tras el triunfo en la quinta etapa.


"Amaba la Regata del Río Negro y siempre de pequeño soñaba con correrla. La pude ganar con José Luis Guerrero y que ahora poder estar compartiendo el bote con mí hermano y que se hablen cosas así, porque dijeron que el positivo era yo, no es bueno. La organización va a tener que responder por todo lo que se habló", agregó muy ofuscado.


En la continuidad del diálogo, el campeón mundial Sub 23 añadió que "vengo de ser campeón mundial el año pasado y que se hable mal de mí en una regata regional, que deja mucho que desear porque ya no es internacional, no es bueno. Creo que todos los integrantes de la organización deberían cambiarse para que vuelva a ser la competencia que fue en su comienzo".


En tanto, manifestó que "nos damos cuenta que la organización quiere que la regata quede en Río Negro porque antes de esto nos pusieron una sanción de segundos por un pasar un control. Dejan mucho que desear, porque no tienen ningún juez internacional ni una persona avalada para este tipo de competiciones. Lo único que hacen es recaudar plata para llenarse los bolsillos".

 

"Demostramos cual es el bote más fuerte en el agua. Largamos últimos y pudimos hacer un trabajo en equipo con Orellana y Rikemberg, que nos dieron una gran mano para mantenernos adelante. Sabemos que esta regata es muy localista y quieren que se quede en Río Negro", cerró.

 

 

Comentarios

Video del día