Tamaño letra:

 

A pesar de haber terminado el pasado torneo en el puesto número 13 y de año a año ir mejorando su participación, Defensores de Viedma no participará de esta edición de la Liga Nacional A2. El club viedmense, que representa a Río Negro en la segunda competencia más importante de la disciplina, no recibió respuesta de los aportes gubernamentales como para solventar una nueva participación.

 

En el Ánuglo, habló con Hernán Tripailao quién dirigió el equipo en la pasada temporada sobre esta triste noticia para el voley provincial.

“Lamentablemente estuvimos esperando, hasta esta semana, por alguna respuesta. La verdad nadie nos dio siquiera un no y nosotros no podemos estar especulando que sí, que no, si vamos a contar con algún aporte o el colectivo. En sí, ninguna respuesta de nadie. Entonces, con mucha tristeza, decidimos bajarnos de la Liga A2”, contó.

 

“Es un esfuerzo que hicimos durante cinco años y a mí me cuesta mucho. Uno cuando está metido en el tema del deporte, lo siente mucho. Banco el deporte en sí, todo lo que sean estas instancias de Liga Nacional, Federal, lo que sea, porque uno tiene la suerte de ir a ver estos grandes eventos. Cuando te toca jugarlo es lindo participar y cuando te toca estar del lado de afuera también”, agregó.

 

“Me hubiese gustado que me llamen y me digan que no, que por tal motivo no íbamos a recibir aporte, pero a esta altura no podemos seguir esperando. Por ahí uno se mete de corajudo para jugarlo y resulta que te tenés que bajar a mitad de torneo y por ahí recibís una sanción”, resaltó.

Luego, lamentó que “en el voley no vamos a tener a más nadie en la Liga Nacional, ningún equipo de Río Negro. Entonces sentís un sabor amargo, la verdad es doloroso, uno nunca piensa que va dejar de ser importante”.

 

“Este era un grupo que se apoyaba entre todos. En mi caso puse a mi familia en el medio, con la comida, los chicos venían a comer a casa por ejemplo. Ulises (Rost, presidente del club) también hacia aportes de su propio bolsillo. Nos movíamos en nuestros autos de arriba para abajo, traíamos a los pibes a dormir. Yo lo tomo como un club de pueblo y uno lo hace porque nació en un pueblo. Esto era una Liga Nacional, no un torneo abierto”, continuó.

 

También manifestó que “desde la FeVA (Federación de Voleibol Argentino), nos insisten que tenemos que tener un equipo en Río Negro. Ellos apuestan a nosotros y eso es importante, porque quiere decir que uno hace bien las cosas. El tema es que necesitas un apoyo.

 

“Lo bueno que tiene el deporte es la revancha, así que ojalá se dé. Ojala que llamen algún día y agradezcan el proyecto con el que venimos peleando hace años. Esto no es para beneficio propio, sino para toda la Comarca”, finalizó.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas