Matías Ponce valoró el empate que Sol de Mayo consiguió de visitante ante Rincón. Dijo que buscarán hacer valer la localía para llegar a la final.
Tamaño letra:

 

El mediocampista ofensivo Matías Ponce valoró el empate sin goles que consiguió Sol de Mayo en el partido de ida de semifinales del Federal B en su visita a Deportivo Rincón.

 

Al respecto, el Bocha reconoció que no es fácil dejarse llevar por la ansiedad sabiendo que el equipo está a tres encuentros de hacer historia y lograr el ascenso, aunque aclaró que el equipo va a dar todo para acceder a la final.

 

"Es complicado no dejarse llevar por la ansiedad. A uno le cuesta dormir y la cabeza trabaja de más, por eso venimos pensando de la misma manera que cuando empezamos la temporada. Vamos partido a partido y soñamos con llegar a la final, pero sabemos que antes tenemos un compromiso difícil. La gente que es de Sol y aquellos que no lo son, los invitamos a ver un partido duro en el que vamos a dejar todo para estar en la final", señaló en diálogo con En El Ángulo Radio.

 

El próximo domingo el conjunto albiceleste animará la revancha ante el León neuquino ante su gente. La formación de Nicolás Chirico intentará estirar su invicto de local para avanzar a la instancia decisiva.

 

 

"Espero que sigamos así de local, porque en un tiempo estamos creando no menos de cinco o seis situaciones de gol. En Rincón ellos nos llegaron con peligro y no salvamos con una que pegó en el palo, por eso esperamos poder hacer lo nuestro en casa para poder lograr la clasificación", sostuvo.

 

"Nunca subestimamos al rival, pero confiamos mucho en nuestro trabajo y en los jugadores que tenemos", agregó.

 

"Sabemos que en casa podemos marcar goles, y ahora cambiamos el chip de visitante y cuando tenemos que ser aguerridos para sumar lo hacemos y nos está saliendo bien. El equipo está muy maduro y sabe elegir los momentos para jugar, para manejar los tiempos, y eso se está viendo en los resultados", manifestó el jugador.

 

Al ser consultado por el empate del domingo último en Rincón de los Sauces, Ponce comentó que "una cancha muy complicada para jugar, por el piso blando que tiene y las dimensiones. Rincón ya la conoce y por eso juega bien, pero nosotros tuvimos que ir a meter, correr y tratar de contrarrestar el juego de ellos y lo logramos".

 

"Sabíamos que era imposible hacer nuestro juego. Ellos meten mucha presión en la mitad de la cancha y se achican los espacios, por eso la idea era jugar si se podía y dejar todo para que el cruce se defina en Viedma", cerró.

 

 

 

Comentarios

Video del día