Uno de los fundadores del mítico grupo Virus, habla de su primer trabajo en solitario que se dio a conocer en octubre a través de las plataformas digitales.
Tamaño letra:

 

Julio Moura recibió la primavera 2017 ultimando detalles de su primer trabajo como solista, ‘Enigma 4‘, que vio la luz a mediados del pasado mes de octubre en plataformas digitales y pronto será editado en CD.

 

Con un trabajo de elaboración propia, el guitarrista da un salto en su prolífera trayectoria, que inició en 1981 como fundador y compositor del grupo Virus, la icónica banda platense que forjó junto a sus hermanos Federico y Marcelo.


‘Enigma 4‘ es una placa compuesta por diez canciones de variados ritmos y con letras que reflejan la actualidad del artista, su sensibilidad y su conexión con la música.
El rock es mi forma de ser Mi garaje, El probador ¿Qué hago en Manila?, Dame una señal, Pronta entrega, Mirada Speed, Superficies de placer, entre otras creaciones, surgieron del genio creativo de Julio Moura, quien hoy irrumpe con una nueva propuesta.


-Llegó la hora del disco solista. ¿Qué vamos a encontrar en esta obra?


JM: Lo que van a encontrar, las características y los estilos, salió algo que no estaba ni previsto ni enfocado en nada. Nunca me fue fácil ni tuve tampoco necesidad de clasificar o relacionar lo que compongo con estilos específicos. Después de haber hecho canciones toda mi vida, dentro y para un grupo con determinada características, aún con los cambios que tuvo, siempre hacía una selección de los temas que eran claramente funcionales.


¿En qué dirección van las letras?


JM: Las letras fueron un desafío aparte. Por un lado no quería armarlas individuales o por tema, y tampoco quería modificar la línea melódica que para mí es el centro o el disparador que le da identidad. Entonces, son letras relajadas, y desde un enfoque descriptivo, contemplativo, en relación a buscar separarme de mí y tener una imagen observando lo que no estoy acostumbrado. Y casi en un mismo concepto, están escritas sin separar el pasado, presente y futuro.


¿Son canciones nuevas, proyectos que oportunamente no llegaste a concluir?


JM: Las canciones salieron de muchas cosas ’guardadas’, que dejé que vayan saliendo. ‘Tu retrato‘ tiene un par de años de añejamiento en ’vasijas de roble francés’, las demás salieron a lo largo de la grabación. ‘Una foto de nadie‘ y ‘El redoble del tambor‘ las incluí a último momento, así como descarté o se descartaron solas otras tantas, casi la misma cantidad que las que quedaron.


Pasaron varios años para que se pueda escuchar un disco propio tuyo.


JM: Nunca sentí la necesidad de hacer un disco que llene un espacio ni que cubra ninguna expectativa. Mi relación con la música no está determinada por el entorno, por lo que hace otro o por tener un nivel competitivo. No tengo que hacer un disco para demostrarle nada a nadie. Nunca tuve la sensación de que tengo que rendir cuentas o explicar lo que hago en tiempo ni espacio. Después de muchísimos años con Virus, no fue nada simple ni rápido desprenderse del delay que queda sonando.


¿Cómo fue el proceso de grabación?


JM: Pude grabar las bases en un muy buen estudio, con un capo como Mariano López. Volví a casa y supe que tenía que empatar desde los niveles técnicos, sumarme a la cadencia y la forma en que estaba interpretado. En una palabra empecé a grabar todo de cero. Si a eso le agrego la autoexigencia y todo lo que iba surgiendo a partir de una nueva fórmula, tenía que despejarme. Al despejarme me di cuenta que el disco representaba un enfoque o autoreflexión de toda mi vida como músico, la exigencia se multiplicó y empecé a ver otra parte que era el momento de mi vida.


-Sos el creador de un gran número de éxitos, de diferentes ritmos, distintas épocas. ¿Cómo nace la creación de un tema? ¿Llega en estados de ánimos o en algún horario especial?


-JM: No sé cómo es para los demás. Ignoro si hay un proceso o una rutina. Si la hay no la conozco. En mi caso, no es algo que tenga un patrón o que esté dentro de una situación o un estado de ánimo. En tal caso eso influye en lo que estés haciendo. Me pasa que muchas veces me contacto musicalmente con un instrumento, como modo de descargar o buscar un espacio o un momento para encontrar un estado físico y mental que es parte de mi persona, pero no necesariamente termina en un tema. A veces es solamente un ‘paseo‘ por ese lugar.


Con el tiempo empecé a sentir más claramente, que no soy yo necesariamente el que busca el momento de generar algo con la música, sino que la música me busca y se mete dentro de mí, provocando que mis sentidos vayan ‘traduciendo‘ esa energía o sensación y transportándose o transformándose en ritmos, armonías y melodía. Eso como una manera de comprender que yo soy un instrumento más o un disparador de sonidos y muchos matices más, por donde la música encuentra una salida. No pretendo generar una nueva teoría. Es así, solo que no es algo que se pueda explicar o traducir. La conclusión o mi teoría, es que no hay nada que pueda determinar cómo funciona ese acto. Y para cerrar creo que es una innecesaria obstinación que tenemos de tratar de buscarle una explicación.


-En discos anteriores compartías la responsabilidad de la producción con otras personas, en este trabajo las decisiones fueron exclusivamente tuyas. ¿Cómo viviste esta nueva situación?


JM: La producción del disco que antes compartía con distintos ‘actores‘, empezó con la decisión y el momento de dedicarme a mi disco puntualmente. Y la producción tuvo que ver y se fue desarrollando desde que me separé del compromiso que tenía con Virus y pasé de un lugar a otro. No es que dejé de hacer canciones del grupo y con el grupo, y pasé a hacer otras. Fue después de una reflexión mirando hacia atrás tantas cosas vividas y compartidas que creo que recién cuando pude verlo con algo de distancia y cierta objetividad, y al sentir satisfacción , orgullo, respeto y agradecimiento, pude pensar en lo que seguía con la cabeza bien despejada y liberándome en el buen sentido de los lazos que siempre me involucraron a toda esa historia. Estoy muy contento y conforme no solo con el disco, si no con el hecho de que no tengo ningún motivo o razón para explicar porqué es lo que es.


-Seguramente vendrán recitales, ¿Ya tenés los músicos que te van acompañar? ¿Vas a tocar algún clásico de Virus en ellos?¿Cuáles te gustaría versionar?


JM: Todavía quedan cosas para cerrar, como el lanzamiento del CD. Hay más ideas, más cosas, pero todo está en proceso. Las versiones de temas de Virus es algo que no lo tengo en mente y de hacerlas serán las que surjan a partir de algo que justamente no tengo pensado. Los músicos y el formato de la banda, no tengo definido nada por el momento. 

 

Por Julio Morales

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas