Se movilizarán en los puentes que unen Cipolletti y Neuquén desde muy temprano. Hay expectativas sobre la protesta en Viedma y en la Zona Andina. 
Tamaño letra:

 

La conducción de la Asociación Trabajadores/as del Estado (ATE) rionegrina indicó que los estatales se sumarán al Paro Nacional de 24 horas dispuesto por esa entidad y por la CTA Autónoma para el próximo lunes 25 de junio.

 

De esta manera, anticipó que desde muy temprano se movilizarán a los puentes carreteros que unen las ciudades de Cipolletti y Neuquén.

Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE y la CTA Autónoma, indicó los motivos del paro: “El Gobierno pasa su momento de mayor debilidad y debemos construir un paro contundente y masivo para obligarlo a retroceder en sus políticas de ajuste. La CGT plantea un paro para quedarse a tomar mate en la casa y eso es hacerle un favor a quienes nos están empobreciendo. Para golpear al poder económico y a los dueños de las corridas cambiarias, tenemos que movilizar y estar en la calle. Hay que defender la poca soberanía que le queda a nuestro país y no permitir que el FMI vuelva a decidir para nosotros un destino de desocupación y pobreza”.

 

El sindicato además le pidió al gobernador Alberto Weretilneck que confirme el adelantamiento del último tramo del aumento salarial acordado en marzo.

La medida de fuerza tendrá fuerte impacto en las administraciones públicas nacional, provincial y en varios municipios.

Por un lado, no habrá atención en PAMI, ANSES, SENASA, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Agencia Nacional de Pensiones, Agricultura Familiar y Parques Nacionales, entre otros.

Ese día tampoco habrá clases en la provincia, ya que se anticipa una adhesión total de los porteros de escuela, en los hospitales solamente se garantizará la atención de las urgencias y no funcionarán la SENAF, Desarrollo Social, los Registros Civiles y de la Propiedad Inmueble, Ministerio de Producción, Gobierno y de Cultura y Deportes entre otros sectores.

Para ATE la modalidad de protesta convocada por la CGT para ese día genera dudas y aparece como un favor al Gobierno, ya que “plantear la paralización de todas las actividades económicas sin movilización significa vedar cualquier posibilidad de expresión y manifestación que permita poner en evidencia y en la calle al actual modelo económico de exclusión social”.

 

En las próximas horas, el gremio informará las acciones que llevará adelante en otras ciudades y regiones de la provincia, como San Carlos de Bariloche y El Bolsón en la Zona Andina, y Viedma y la Zona Atlántica.

Los principales reclamos de los empleados públicos son:

 

  • Repudio a las políticas de ajuste del Gobierno nacional.
  • Rechazo del acuerdo con el FMI.
  • Anticipo del último tramo del aumento salarial acordado en la provincia.
  • Reincorporación de todos los trabajadores despedidos y pase a planta permanente.
  • Paritarias libres y sin techo.
  • Rechazo a la liquidación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES.
  • Cese de la persecución política y desprocesamiento de todos los luchadores sociales.
  • 82% móvil para los jubilados.
Comentarios

Video del día

Lo + Leído