Tildaron de "bochornosa" la Consulta Popular en Sierra Grande en la que presuntamente se escuda el Jefe de Estado. 
Tamaño letra:


La Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma de Río Negro le reclamó al primer mandatario rionegrino que no se someta a las presiones de Macri y sostenga la palabra y la decisión de no habilitar la instalación de una planta nuclear en Sierra Grande. Lo hizo luego de la reunión en Villa La Angostura donde el Presidente le volvió a manifestar a Weretilneck el deseo de concretar el proyecto nuclear.

 

Desde la entidad gremial dijeron: “Considerar a la bochornosa Consulta Popular, que lanzó el intendente de Sierra Grande Nelson Iribarren, como fundamento suficiente para demostrar una supuesta licencia social es totalmente antidemocrático, ya que este proceso estuvo totalmente viciado”.

 

Manuel Hermida, secretario adjunto de la CTA expuso al respecto: "Exigimos a Weretilneck que cumpla con su palabra y no permita la instalación de la Central Nuclear en Sierra Grande. El pueblo se expresó masivamente al respecto y no queremos este proyecto que en nada nos beneficiaría a los rionegrinos".

 

Asimismo, Hermida argumentó: "Está clarísimo que la consulta de Iribarren no puede ser tomada como parámetro. Se extorsionó, apretó y presionó para que la gente vote a favor; se financió el ‘Sí’ y se impidió la expresión del ‘No’; no se permitió la fiscalización de los comicios y finalmente sólo 1 de cada 4 vecinos fue a votar".

 

"Si Weretilneck y Macri toman esta consulta como válida será un retroceso enorme de la democracia y estarán gobernando de facto, valiéndose de un proceso claramente fraudulento", concluyó el dirigente sindical.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas