Los representantes del partido que preside el gobernador Weretilneck reflexionaron en torno al difícil año.
Tamaño letra:


Quizás para poner los problemas sobre la mesa o para buscar una explicación al magro resultado electoral de este año y ahondar en las cuestiones que hay que mejorar, dirigentes de Juntos Somos Río Negro se reunieron en Viedma.


Entre legisladores, intendentes y miembros del gabinete del oficialismo provincial, se plantearon las acciones a seguir en el corto y mediano plazo.


En la foto principal estuvieron el gobernador Alberto Weretilneck, el vicegobernador Pedro Pesatti, el presidente del bloque legislativo Alejandro Palmieri, el intendente de Bariloche Gustavo Gennuso y, más atrás, el ministro de Seguridad y Justicia Gastón Pérez Estevan.

 

El gran ausente fue Fabián Gatti, quien se había postulado para una banca en Diputados en las primarias de agosto y tras un mal resultado se bajó –o lo bajaron- de las generales de octubre.


Precisamente, uno de los temas del debate fue el traspié de las elecciones legislativas que, aunque hubo una autocrítica mediante, volvieron a adjudicárselo a “la gran polarización nacional”.


Uno de los dirigentes más optimistas recordó el difícil momento del partido antes de las elecciones de 2015 y el batacazo final: “Fue un año duro, pero nada comparado con el 2014, cuando todo parecía desmoronarse y unos meses después ganamos las elecciones con el 53% de los votos”.


Como acciones concretas, se definió la inauguración de la Casa Central de Juntos en Viedma en los próximos días, para avanzar luego en la apertura de casas locales para distintas actividades partidarias.


Se trabajará además en el fortalecimiento de la Escuela de Dirigentes, la realización de un Encuentro de Jóvenes y la presencia de los funcionarios y dirigentes provinciales en las distintas localidades para participar de espacios de debate y formación política.

Comentarios

Video del día