Con la reciente baja de la candidatura de Mario Sabbatella, el presidente del bloque de legisladores de JSRN señaló que las primarias en la provincia se harán en vano, dado que serán idénticas a las elecciones de octubre.
Tamaño letra:

 

El presidente del bloque de Juntos Somos Río Negro, Alejandro Palmieri, dialogó en Selfie por Radio Noticias sobre las elecciones que se avecinan para las dos bancas de diputados nacionales.

 

Al respecto, indicó que el nombre de Fabián Gatti surgió a partir de que "nuestro espacio tiene, y sigue teniendo, muchos actores políticos importantes, temáticamente importantes, cada uno con su rol y geográficamente también, con actores de Bariloche, de Viedma, de General Roca, de la Línea Sur y de otras partes del Alto Valle".

 

Explicó que la decisión la tomó el gobernador Alberto Weretilneck para "no revestir áreas que hoy funcionan y en las que tenemos responsabilidades importantes dentro de la estructura de gobierno".

 

Asimismo, Palmieri se refirió a la baja de la candidatura de Mario Sabbatella, por no presentar los avales correspondientes, y remarcó que ahora "las PASO carecen absolutamente de sentido en Río Negro. Son dos elecciones prácticamente idénticas en agosto y en octubre".

 

Nota relacionada: Mario Sabbatella no podrá competir en las PASO

 

 

Emisión de Letras

 

Por otro lado, el ex ministro de Economía de la provincia, habló acerca de la nueva emisión de deuda de la provincia y aclaró "El año pasado se dieron, por llamarlo de alguna manera, las leyes de Murphy. Todo lo que podía salir mal salió mal. Se cayeron a pedazos los ingresos de coparticipación, no solamente en Río Negro, sino en todas las provincias. No por una decisión de alguien, sino porque la actividad económica se cayó, porque se tomaron desde el gobierno nacional medidas que favorecían, por ejemplo, a los trabajadores, como lo del Impuesto a las Ganancias, pero perjudicaban a las cajas provinciales, medidas que favorecían a los jubilados como el IVA en la canasta básica, pero que perjudicaban a la recaudación nacional y a las provincias".

 

El representante del oficialismo detalló que la coparticipación provincial tuvo una fuerte caída a lo largo del 2016 y se emitieron Letras para paliar el déficit.

En este sentido, agregó que luego se realizaron medidas de austeridad y control del gasto "para tratar de volver a poner en línea y en caja a la provincia de Río Negro y los resultados están a la vista, porque ya cerrados los primeros cinco meses del año, el resultado del ejercicio de estos cinco meses del 2017 es superavitario, es positivo".

 

Palmieri remarcó "Ahora el desafío es pagar lo que fue necesario emitir el año pasado, se emprolijó la situación, se volvieron a poner en línea ingresos y gastos, que fue el problema del año pasado y ahora hay que levantar o cancelar los vencimientos de Letras del 2016. Uno de los pocos años, de los últimos cinco, en el que tuvimos un déficit de tal magnitud".

 

Campaña

 

Retomando lo que será el escenario de cara a las elecciones de medio término, Palmieri apuntó que Juntos Somos Río Negro tiene la responsabilidad de gobernar, mientras que desde la oposición "se puede prometer el oro y el moro con la tranquilidad de no estar en el gobierno".

 

Tal vez te interese: “El objetivo es darle una voz a los rionegrinos en el Congreso”

 

 

Asimismo, añadió "No le escapamos a ninguno de los dos desafíos, ni a gobernar la provincia que los rionegrinos nos eligieron para gobernar ni llevar a un candidato, a un diputado nacional en octubre al Congreso, habiendo ganado las elecciones en la provincia".

 

Respecto a los dichos de Sabbatella sobre Martín Soria y su conducción del Partido Justicialista, comentó "Coincido en mucho de los planteos que Sabbatella hace en cuanto a la forma de conducir el partido. De que es autoritarismo no lo vamos a descubrir ahora, de que se veta cualquier tipo de participación no lo vamos a descubrir ahora, de que se lleva a las cuestiones y a los propios actores políticos con formas que tal vez no son muy democráticas, no lo vamos a descubrir ahora".

 

Leer más: “Pedí la apertura de un nuevo bloque”

 

 

En ese orden, precisó que el Plan Castello fue un claro ejemplo del mandato partidario, ya que según el legislador oficialista se fue en contra de obras para los rionegrinos solo por una decisión política vertical.

 

Palmieri sostuvo "Yo soy un convencido de que las formas cada vez tienen que ver más en política y la gente cada vez más mira las formas. Me parece que este tipo de hacer política, el agravio permanente, la descalificación, vetar al que piensa distinto de manera poco clara, atrasan y no hacen a una democracia que ya tiene 40 años en la Argentina".

Comentarios

Video del día