La Tangoterapia ha tenido tanto éxito que se ha propagado en poco tiempo por varios lugares del mundo.
Tamaño letra:

 

“La calidad de una sociedad, quisiera decir de una civilización, se juzga también en cómo se trata a los ancianos y su lugar reservado en la vida común” (Benedicto XVI 12 noviembre 2012).


Tanto papa Benedicto como papa Francisco que lo hace constantemente, nos resaltan lo importante que es para nuestra sociedad, el cuidado y atención nuestros mayores.


“Frágiles son un poco todos los viejos. Algunos, sin embargo, son particularmente débiles, muchos están solos, y marcados por la enfermedad. Algunos dependen de cuidados indispensables y de la atención a los demás. ¿Daremos por esto un paso atrás?, ¿les abandonaremos a su destino? Una sociedad sin proximidad, donde la gratuidad y el afecto sin contrapartida van desapareciendo, es una sociedad perversa… ¡Donde no se honra a los ancianos, no hay futuro para los jóvenes!” (Papa Francisco, audiencia general del 4 del marzo del 2015).

 

¿Descarte por cultura?

 

¿Y por qué estas advertencias de los últimos Papas? ¿Es que nos estamos olvidando de una parte muy importante y valiosa dentro de nuestra genealógica como son nuestros abuelos?


Lamentablemente sí, ellos, nuestros ancianos integran la vergonzosa lista dentro de la “cultura del descarte”.


Abandonados en casa, con problemas de salud graves o menores que a veces empeoran por la tristeza y la depresión a causa de la soledad.


¿Pero cómo podemos ayudarlos para mejorar la calidad de sus vidas? Lo más seguro es siempre tenerlos presentes, cuidarlos aunque si las tareas cotidianas abunden, debemos proporcionarles incentivos y motivaciones para que estén mejor.

 

Tango y salud

 

En Argentina, desde hace algunos años se realiza con un plantel de médicos especializados la Tangoterapia, y ha tenido tanto éxito que se ha propagado en poco tiempo por varios lugares del mundo.


Los ideólogos de Tango Salud, los bailarines Mayoral y Elsa María, grandes profesionales y conocedores del tema, que fueron profesores de famosos como: Ladi Di, Bill y Hillary Clinton, Robert Duvall, Shimon Peres, Liza Minelli, Julio Iglesias, Frank Sinatra, Maradona, Whoopy Goldberg, Shakira, entre otros; nos cuentan cuáles son los beneficios de bailar el tango:


1- Mejora los parámetros cardíacos y puede adaptarse al nivel de intensidad que necesite cada persona/paciente.
2 – Combate la depresión, entre otras cosas porque estimula las capacidades de sociabilización de los pacientes.
3 – Es apto para personas muy mayores, porque hay menos posibilidades de sufrir lesiones que con otra actividad.
4 – El tango (sobre todo el abrazo) ayuda a generar oxitocina, la hormona del bienestar y del placer.
5 – Mejora el equilibro, la coordinación y la velocidad, lo que a su vez previene de caídas a las personas mayores.
Esta quizás sea una buena idea para mejorar la calidad de vida de nuestros queridos abuelos, pero lo fundamental, como nos recuerda el papa Francisco, un gran amante del tango, es que: “debemos despertar el sentido colectivo de gratitud, de aprecio, de hospitalidad, que hagan sentir al anciano parte viva de su comunidad”.


En síntesis: ¡No dejemos nuestros ancianos solos! Ellos son desde siempre parte de nuestras vidas.

 

Fuente: aleteia.org
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas