: Los expertos en nutrición Mónica Katz y Alberto Cormillot opinaron sobre las preferencias de los argentinos a la hora de comer, y cuáles son los cambios que deberían incorporar para un organismo sano.
Tamaño letra:

 

Si de costumbres argentinas se trata, un domingo sin asados, o una juntada entre amigos sin mate y bizcochos es difícil de imaginar. Por eso, muchas veces alimentarse de manera sana resulta una tarea más difícil para el paladar argentino. Sin embargo, no es imposible. La disciplina y educación son dos aspectos fundamentales para gozar de buena salud y lograr un equilibrio a nivel sistémico en todo el organismo.


En este contexto, la doctora Mónica Katz y el doctor Alberto Cormillot ofrecieron su visión sobre cómo lograr una alimentación saludable para mejorar la calidad de vida, en el marco de la campaña de Grupo Arcor que tiene como objetivo promover hábitos de vida saludable.

 

Qué es la salud

 

Para la Organización Mundial de la Salud, la salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad".
Sin embargo, un estudio realizado por Kantar TNS Gallup reveló que el 39% de los encuestados argentinos considera que un buen estado de salud es la ausencia de enfermedades, mientras que solo el 5% considera que para adoptar hábitos de vida saludable es necesaria tener una alimentación balanceada.


"Un estilo de vida saludable debe incluir tres elementos: emociones y autoestima; alimentación completa variada, balanceada, placentera, controlada, adecuada, sostenida y compartida; y, por último, la incorporación de alguna actividad física habitual", describió la medica especialista en nutrición Mónica Katz, quien hizo énfasis en que el acto de comer es un vector para obtener nutrientes, calorías, placer, identidad y socializar.


Según la encuesta, 9 de cada 10 consumidores adhiere a las cuatro comidas diarias y más de la mitad realiza colaciones, mientras que el 35% de los consumidores come ocho veces al día. Es decir que en promedio los argentinos realizan 6,1 comidas diarias. Pero, ¿apuestan a la variedad para un estilo de alimentación saludable?


Según la investigación, en el desayuno 5 de cada 10 argentinos consume infusiones y 3 de cada 10 leche. La carne es el plato principal en los almuerzos y 3 de 10 consumidores lo acompañan con pan, mientras que solo 4 de cada 10 consumen postre. Por otro lado, el mate es la infusión más consumida entre comidas. En la cena se sigue destacando la carne -por ejemplo bife como plato principal- y en segundo lugar las pastas y pizzas o empanadas.


"A pesar de que la gente sabe que debe comer bien, todos los días hay más obesidad, más hipertensión, más diabéticos desde más temprana edad. Se podría decir que de lunes a viernes se comprometen y de viernes a domingo comen cualquier cosa", aseguró el doctor Alberto Cormillot.

 

Creencias de los argentinos

 

De acuerdo a la encuesta, los argentinos están convencidos de que una dieta saludable es más cara, que la comida orgánica es más saludable, que el

alcohol fija las grasas, que el pan engorda, que comer sano equivale a eliminar la grasa de la dieta y que para estar bien alimentado hay que comer mucha carne.

 

"La premisa de que si es orgánico es más saludable es un mito alimentario, ya que no hay una sola evidencia que lo indique así; lo único que tienen los productos orgánicos es que tienen menos residuos de pesticidas", reveló el médico en nutrición, y agregó: "Lo mismo sucede con el mito que ronda en torno a las harinas, y es que no se comprobó que engordan. Como todo, es relativo".

 

Fuente: Infobae/Salud
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas