Aunque creas que no te puede volver a pasar, los brotes de acné son cada vez más frecuentes en la edad adulta. Estas son las causas y las soluciones a este problema cutáneo.
Tamaño letra:

 

No pasa ni un día sin que nos esforcemos en cuidar la piel para que tenga un aspecto saludable y prevenir así, el envejecimiento prematuro. Sin embargo, las imperfecciones y erupciones cutáneas están cada vez más a la orden del día, sin importar la edad que tengamos. De hecho, los especialistas están comprobando cómo aumenta cada año el número de adultos con problemas de acné. Comprender cuál es la causa de la aparición del acné y entender la razón por la que lo hace es el primer paso para hacer frente a esta situación. Así que, toma nota, porque vamos a resolver todas tus dudas.

 

¿Qué es el acné?

 

El tipo de acné más común, el acne vulgaris, se caracteriza por la inflamación de las capas inferiores de la piel, que es, de hecho, la primera señal de que un poro obstruido se ha infectado. Esta inflamación produce una mancha que puede derivar en una posterior infección. Aunque lo más común es que el acné aparezca en el rostro, este problema también se produce en otras partes del cuerpo en el que haya glándulas sebáceas, como el pecho o la espalda.

 

¿Por qué aparece?

 

Puede que muchas piensen que el acné aparece por la falta de higiene, pero no es así. Uno de sus principales desencadenantes son las hormonas, que hacen que las glándulas sebáceas se pongan a funcionar a toda máquina. De ahí que asociemos este problema a la adolescencia. Sin embargo, la producción excesiva de sebo puede ocurrir a cualquier edad. Una vez que se ha iniciado este proceso, el cuerpo produce cada vez más sebo lo que, en contacto con las células muertas de la piel, bloquea los poros y provoca la aparición de un brote.

 

¿Cómo solucionarlo?

 

Para los casos más problemáticos existen tratamientos médicos, por lo general, basados en el uso tópico de cremas con retinoides que previenen la obstrucción de los poros. Pero para la gran mayoría, hay soluciones más sencillas.

 

Exfoliación y limpieza en profundidad

 

Ya sabes que la piel se regenera de forma natural, sustituyendo y creando nuevas células constantemente. Pero, si no se eliminan como es debido, lo más probable es que esas células muertas acaben obstruyendo los poros. Además, las personas con la piel grasa, tienen una regeneración celular más rápida, por lo que son más propensas a tener poros obstruidos y, por tanto, acné. Esto se puede evitar de dos maneras:


Con un exfoliante suave que proporcione limpieza en profundidad y mantenga la piel tersa sin irritarla.
Con una mascarilla purificante, rica en antioxidantes, para ayudar a cerrar los poros e hidratar la piel.

 

Hidratación

 

Hay una creencia errónea de que las personas con piel grasa no deben hidratar la piel pues, al hacerlo, favorecen la aparición de acné, por lo que tienden a limpiar más veces de la cuenta la piel. Sin embargo, cuanto más se lave el rostro para eliminar el exceso de grasa, más sebo producen las glándulas sebáceas para hacer frente a la pérdida de lubricación, lo que obstruye los poros. ¿La solución a este círculo vicioso? Una crema hidratante con base acuosa. Su fórmula fresca y libre de aceites es ideal para todo tipo de pieles e hidrata de la misma forma que otro tipo de cremas.


Tampoco podemos olvidarnos lo importante que es hidratarse por dentro para ver resultados en el exterior. Según los expertos, beber al menos 2 litros de agua al día es esencial para la piel. Sin la hidratación adecuada, la piel puede activar su ‘modo defensa’, produciendo más grasa para prevenir la pérdida de humedad.

 

Dieta sana y equilibrada

 

Una dieta pobre en verduras y rica en alimentos con féculas y grasas es lo peor para una piel grasa. ¿Lo ideal? Comer más verduras frescas para mantener el equilibrio de la piel. Además, hay ciertos alimentos que en algunas personas parecen empeorar los brotes de acné, como las especias, el chocolate o el marisco. Si notas que tu piel reacciona de repente a estos alimentos, redúcelos lo máximo posible de tu dieta.

 

Revista Elle

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas