Tamaño letra:

 

La alimentación infantil tiene que ser variada, saludable, equilibrada, nutritiva, y sobre todo atractiva.


Es importante que los padres tengan especial cuidado de las condiciones de transporte y conservación (higiene y temperatura) de los alimentos en los recipientes.

 

Algunos tips:

 

Colocarles nombre o algún autoadhesivo que las identifique, para que los chicos no confundan los recipientes al guardarlos.


Para mantenerlas refrigeradas durante el transporte, incluir una pequeña bolsa refrigerante.


Importante: la higiene. Lavar el interior todos los días, y luego dejarlas abiertas hasta el día siguiente para evitar la concentración de olores.


Es preferible que la comida que deba ser calentada en microondas, sea colocada dentro de recipientes de loza herméticos con tapa de plástico.


Lavar muy bien las frutas y verduras con agua potable.


Evitar incluir huevo crudo o poco cocido.


Incluir las carnes completamente cocidas (adentro no debe tener color rojo ni rosado).


En los alimentos a base de carne picada, cuidar que no queden partes rojas en su interior (evitarla en el verano).


Si la elección son las pastas, elegir las más duras, como fideos tirabuzón cortos o mostacholes, para que no se peguen al recalentarlos.


No utilizar restos de comida que queden en el recipiente para prepararles el menú del día siguiente.


Preparar la comida el día anterior para que al colocarla la mañana siguiente en la lunchera este fría. Hay luncheras que pueden conservar el frío, no refrigeran y por ello es importante que al colocar la comida en el envase esté a temperatura de heladera.


Una vez que esté lista la comida la noche anterior llevar inmediatamente a la heladera, no dejar enfriar a temperatura ambiente (para evitar la proliferación de bacterias).


Es imprescindible cuidar que el recipiente esté bien cerrado cuando los chicos se van.

 

Algunas ideas

 

Milanesas de carne, pollo o muzzarella con tomate.


Tartas individuales de acelga y queso/ricota o calabaza y choclo o queso, tomate y cebolla.


Milanesas con croquetas de verdura.


Pollo o carne al horno con ensalada de zanahoria o buñuelos de verdura.


Empanadas de pollo y verdura.


Ensalada de arroz, atún, choclo y cherrys.


Tortillas (papas, zapallitos, zanahorias, cebolla, ají) gratinadas con queso.


Ensaladas variadas con trocitos de queso ó huevo duro o pollo o atún.


Sandwiches de pan integral o árabe con pechuga de pollo y tomate ó jamón natural, queso magro, lechuga y tomate.


Como postre: frutas.

 

Consejos nutricionales

 

Tratar de variar los alimentos. Vegetales, carnes, carbohidratos, frutas y lácteos componen la base fundamental del menú diario de los chicos en edad escolar.


Como bebida el agua. Evitar gaseosas y jugos artificiales por su alto contenido de azúcar y conservantes.


No usar mayonesa en los días de altas temperaturas, ya que no resiste mucho tiempo fuera de la heladera.


Separar las carnes jugosas de los almidones (papa/arroz) para que no se impregnen con jugo.


Como postre incluir frutas frescas pero no cortadas ni peladas porque se oxidan con facilidad (pierden parte de sus nutrientes).


Evitar las golosinas, ya que no aportan nutrientes esenciales y quitan el apetito a los chicos.


Revisar las viandas cuando regresan a casa para saber si los chicos comieron. En caso de que los alimentos hayan vuelto preguntar cuál fue el problema.

 

Fuente: http://nutricional-mente.blogspot.com.ar/

 

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas