Tamaño letra:

Existen muchas opciones en cuanto a protección solar se refiere, pero, ¿cuál de todas es la mejor para usted? Le mostramos cómo encontrar el protector solar que mejor se adapte a su estilo de vida.

 

¿Qué son los protectores?

 

Los protectores solares son agentes que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) lleguen a la piel. Existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB, los cuales causan daños a la piel y aumentan el riesgo de cáncer de piel. La luz UVB es la principal causa de las quemaduras por el sol, mientras que los rayos UVA penetran en la piel más profundamente, se asocian con las arrugas, la pérdida de la elasticidad y otros efectos del fotoenvejecimiento.

 

También agrava los efectos cancerígenos de los rayos UVB y cada vez más se considera la luz UVA un causante de cáncer de piel. Los protectores solares varían en su capacidad para de proteger contra los rayos UVA y UVB.

 

¿Qué es el FPS?

 

La mayoría de los filtros solares con un FPS de 15 o mayor, hacen un excelente trabajo de protección contra los rayos UVB. FPS (Factor de Protección Solar) es la medida de capacidad que tiene un bloqueador solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Así es como funciona: si su piel sin protección tarda 20 minutos para empezar a ponerse roja, al utilizar un protector solar con un FPS de 15 previene el enrojecimiento teóricamente 15 veces más - alrededor de cinco horas.

 

¿Quién lo debe usar?

 

Toda persona a partir de los seis meses de edad debe utilizar un protector solar todos los días. Incluso las personas que trabajan en zonas cubiertas, están expuestos a la radiación ultravioleta por períodos breves a lo largo del día. Además, la mayoría de las ventanas no bloquean los rayos UVA. Los niños menores de seis meses no deben exponerse al sol. Mantener los niños en la sombra es la mejor manera de protegerles del daño solar.

 

¿Qué tipo de loción?

 

La respuesta depende de la cantidad de exposición al sol que tenga. En todos los casos se recomienda un filtro solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.


Muchas lociones para después de afeitar y humectantes contienen protección solar (FPS 15 ó generalmente mayor) siendo suficiente para las actividades cotidianas estando sólo unos minutos en el sol. Sin embargo, si usted trabaja o pasa mucho tiempo al aire libre, necesita un protector solar de mayor protección, resistente al agua, como el que se usa en la playa.

 

Los "resistentes al agua" y "muy resistente al agua" son también buenos para los días calurosos o mientras hace deporte, porque son menos propensos a irritar los ojos.


Para asegurar que usted obtenga una protección solar completa, es necesario aplicar 1 oz. Los estudios muestran que la mayoría de las personas se aplican sólo la mitad o una cuarta parte de esa cantidad, lo que significa que el FPS que tienen en su cuerpo es inferior a lo recomendado.

 

Durante un día largo en la playa, una persona debe usar alrededor de la mitad a un cuarto de botella de 8 oz. Los filtros solares deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol para que todos los ingredientes se absorban en la piel.

 

Es muy importante reaplicarse el protector solar en cantidades iguales a la primera aplicación cada dos horas, inmediatamente después de nadar, secarse con la toalla, o después de sudar.

 

Fuente: http://www.cancerdepiel.org/


 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas