Ningún comprador ofreció el precio mínimo propuesto por las supuestas obras del genocida.
Tamaño letra:

 

La subasta realizada este sábado en Alemania con cinco telas atribuidas a Adolf Hitler fracasó ya que no se presentaron interesados en adquirir los cuadros.

 

La casa de subastas Weidler no aclaró los motivos del fracaso de la subasta, aunque los elevados valores pedidos y las dudas sobre autenticidad de las telas seguramente tuvieron influencia.

 

Sin embargo, la casa de subastas logró vender dos objetos que supuestamente pertenecieron a Hitler: un jarro de porcelana de Meissen, por 5.500 euros (6.200 dólares), y un mantel por el precio mínimo de 630 euros (unos 700 dólares).

 

Entre los objetos, una silla de mimbre con una esvástica en el respaldo, que tenía un precio inicial de 6.500 euros (7.300 dólares), no tuvo interesados.

 

Las cinco telas que se quedaron sin comprador -que tenían precios iniciales de entre 19.000 y 45.000 euros, entre 21.000 y 51.000 dólares– muestran bucólicos paisajes, pero la subasta fue rodeada de una encendida polémica.

 

"Mal gusto"


Ulrich May, el alcalde de Nuremberg, antiguo bastión del Reich y donde se realizó la subasta, denunció en el diario Süddeutsche Zeitung una iniciativa de "mal gusto".

 

El miércoles, el catálogo de la subasta incluía otros 26 cuadros. Estos tuvieron que ser retirados después de que la justicia alemana se los incautara, con 37 obras más firmadas "A. H." o "A. Hitler", por dudas sobre su autenticidad.

 

Las pinturas y los objetos provenían de 23 propietarios diferentes, según la casa de subastas, que niega cualquier irregularidad y dice cooperar con la policía y la justicia.

 

"Estamos investigando en la fiscalía de Nuremberg sobre sospechas de falsificación y tentativa de fraude", señaló por su parte a la AFP la fiscal general Antje Gabriels-Gorsolke.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas