El hombre de 80 años vendía como viagra pastillas de Paracetamol pintadas de azul. La queja fue realizada por los internos quienes aseguraron que “no pasaba nada”.
Tamaño letra:

 

Un abuelo de 80 años vendía pastillas de Paracetamol pintadas de azul como viagra en un geriátrico de Castilla la Mancha, región del centro de España. Tras ser detectado por las enfermeras del lugar, el hombre fue expulsado del establecimiento.


Luego de descubrir la lengua de los internos teñida de color azul, las enfermeras del geriátrico aislaron a las personas por posible contagio de una enfermedad. Tras realizarle varios estudios a los internos, los médicos corroboraron que se trataba solo de pintura.

 

Rápidamente, se comenzó una investigación dentro del lugar, donde varios abuelos aseguraron que el señor les vendía pastillas de viagra, el cual estimula la erección a base de sildenafil.

 

“A mí me estafó una vez, pero cuando convencí a la Joaquina de visitarla una noche, terminamos jugando al mus, porque no hubo manera”, explicó una de las víctimas.

 

Otra de las internas se animó a contar lo sucedido y reveló que la vida sexual continuaba igual luego de que se ingería la pastilla. “Sexualmente seguimos igual, pero por lo menos venían a visitarnos algunos de vez en cuando por la noche, que eso se agradecía”, aseguró.

 

Al parecer, el hombre identificado como Isaías R. tenía en su habitación una especie de laboratorio médico donde pintaba en una palangana las pastillas de Paracetamol. Junto a su cama se encontró un palangana y tinta china color azul.

 

Tras conocer al responsable, el abuelo fue separado del geriátrico por las autoridades del lugar. Inmediatamente, la noticia llamó la atención entre la comunidad española, ya que los residentes se sorprendieron al conocer el caso de “estafa sexual”. Aún no se conocen detalles sobre si el geriátrico presentará una denuncia formal en la policía.

 

Comentarios

Video del día

Lo + Leído

Noticias Relacionadas