Las ventanas llenan de luz nuestras casas, las aíslan del frío, las protegen y, por supuesto, abren las estancias al exterior. Te detallamos la información necesaria para elegir las tuyas.
Tamaño letra:

¿Qué es lo que necesito? ¿Una mayor entrada de luz natural en mi vivienda? ¿Reducir ruido? ¿Ahorrar en calefacción y aire acondicionado? ¿Un diseño que vaya acorde con el estilo de mi vivienda? Éstas son algunas de las cuestiones que toda persona se plantea antes de elegir sus ventanas.


Para lograr condiciones ideales de confort, al momento de elegir el tipo de abertura, es necesario tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, si son de gran escala, es muy importante evitar que el vidrio produzca grandes ganancias o pérdidas de temperatura, según la época del año. Además, y esto para los que viven en zonas más transitadas de la ciudad, hay que tener en cuenta qué formato brinda la mejor insonorización posible del espacio.


Cómo elegir el tipo de material
El material de las aberturas también es importante. Las más caras son las de aluminio, pero es una inversión que se amortiza con el tiempo; son las que más duran y las que menos mantenimiento requieren. Tengamos en cuenta que el aluminio tiene una gran resistencia, es muy liviano y es un material que no se corroe y su deterioro es muy lento, si lo comparamos con la chapa, la madera o el PVC.


Estas aberturas pueden ser de aluminio anodizado (permite mantener su apariencia metálica) y, su mantenimiento para mantener su aspecto original, solo requiere limpieza con agua y jabón o detergente. También puede ser de aluminio pintado.


Si las de aluminio te parecen muy caras, también podés recurrir a las de PVC, un material mucho más económico y de gran resistencia. Estas tampoco se degradan por la luz solar y también ofrecen un buen aislamiento acústico y térmico.

 

Tipos de ventanas que puedes poner en tu casa

Una ventana no es sólo un elemento para llevar la luz y las vistas a una habitación. También puede definir la forma de la misma, proporcionar un punto focal arquitectónico, permitir la ventilación y hasta proveer una salida para escape de emergencia. Para servir a diferentes necesidades, las ventanas se fabrican en una amplia gama de tipos y tamaños, cada uno de ellos funciona de manera diferente. Existen diferentes tipos de ventanas según su apertura.

 

Entre algunos de los tipos más comunes tenemos:
Ventanas Abatibles o practicables

Es unas ventanas compuestas por una o varias hojas que se abren a un lado. Es una ventana cómoda y fácil, que no necesita un gran mantenimiento y se puede limpiar fácilmente.
Ofrece una gran luminosidad y excelente ventilación ya que se puede abrir totalmente.


Ventana Pivotante o Basculante
Se trata de un tipo de ventana que se abre oscilando sobre un eje horizontal o vertical en el centro del marco. Ofrece luminosidad, es relativamente fácil de limpiar, pero ocupa espacio al estar abierta.
Este tipo de ventana tienen la ventaja de regular la cantidad de ventilación y sonido, además de equilibrar el nivel térmico dentro del espacio cerrado.


Ventana Oscilo batiente
Se trata de ventanas, habitualmente en carpintería de aluminio, cuya estructura permite abrirlas tanto en modo oscilante, como en modo batiente.
Las ventajas de las ventanas oscilo batientes residen principalmente en que al coexistir estos dos sistemas de apertura, abatible que permite airear con facilidad y batiente, supone un contacto directo con el exterior y facilita enormemente la limpieza.


Ventana Proyectable o Proyectada
Es un tipo de ventanas es muy empleado en oficinas y en muros cortina. La apertura proyectante se abren hacia el exterior desde la base, teniendo la fijación en la parte superior, dejando que el aire circule libremente manteniendo al mismo tiempo una barrera protectora única que mantiene la lluvia fuera.
Este tipo de aperturas suelen llamarle también batientes y acostumbran a tener una buena atenuación acústica y buena respuesta térmica y protección solar.


Ventana de Guillotina
La ventana de guillotina está compuesta de dos hojas, de las cuales sólo la inferior es móvil con deslizamiento vertical permitiendo un flujo de aire libre. Este tipo de ventana ofrece una apertura máxima para la ventilación de la mitad del área de la ventana.
Al restringir la funcionabilidad de la hoja superior, ayuda a mejorar el rendimiento térmico y la atenuación de sonidos.

Video del día

Noticias Relacionadas