Desde el Hospital Zonal de Bariloche, el doctor Daniel Bartolomé explicó los tratamientos gratuitos que se realizan para dar respuesta a los pacientes que sufren de obesidad.
Tamaño letra:

 

Por Mariano Herrera
 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Hace algunas semanas el gobernador Alberto Weretilneck subió en sus cuentas oficiales de las redes sociales, un video en el que una señora explicaba los beneficios de la ley de obesidad y cómo, todo lo que la legislación contiene, benefició en un cambio rotundo para su vida.


Quisimos saber más acerca del tema, pero no tanto de la ley de obesidad en sí, sino más bien de cómo se trabaja a nivel médico respecto a la ley y cuáles son los resultados que se obtienen desde el punto de vista del profesional y obviamente del paciente.


El doctor Daniel Bartolomé es el coordinador de un equipo de trabajo multidisciplinario que desarrolla su labor en el hospital Zonal de Bariloche que recibe a pacientes de varios lugares de la provincia debido a que es el único en Río Negro, del ámbito público, que realiza las cirugías del tratamiento si es que así lo requiere el caso.


“Esto empezó por una iniciativa de la gente del hospital Zonal Bariloche, tratando de dar respuesta a un problema de salud que ha tomado protagonismo en el último tiempo que es la obesidad, principalmente la obesidad mórbida”, dijo Bartolomé en comunicación con Noticias al tiempo que señaló que la obesidad en un problema de salud de por sí “y además se asocia a otras enfermedades. Cuando empezamos con la conformación del equipo multidisciplinario del que formamos parte varios profesionales del hospital, todos de salud pública, la idea fue tratar esta patología que hasta el momento se estaba tratando pero con tratamiento médico que por una cuestión de estadísticas, tiene un resultado a largo plazo con poco éxito. Entonces decidimos conformar el grupo como para dar una respuesta que sabemos que tiene muchos mejores resultados y que se pueden mantener a largo plazo”.


Como indicó Bartolomé, la iniciativa surgió desde el propio nosocomio para atender las consultas de pacientes con la patología que son atenidos por un equipo conformado por médicos clínicos, psicólogos, nutricionistas, kinesiólogos, anestesiólogos y gastroenterólogos, entre otros profesionales.


“El paciente es evaluado de forma integral buscando tres puntos fundamentales en el tratamiento que son cambios en los hábitos de alimentación, iniciarlos en la actividad física y que logren mantenerlo a largo plazo, fundamental para mantener los resultados, y la cirugía como una herramienta para lograr el descenso de peso y mantenerlo en el tiempo teniendo en cuenta que la cirugía es una herramienta y que no hacemos magia. Es fundamental que el paciente logre los cambios y logre una adherencia al tratamiento antes de decidir operarse”.


 Cambios estructurales

 


Respecto a los tipos de cirugía, el doctor Bartolomé explicó cuáles son las mismas y qué es lo que se espera de cada una de ellas “Son principalmente dos tipos de cirugía, el bypass gástrico y la manga gástrica. Son cirugías que tienen restricción, o sea disminuyen la capacidad gástrica, por eso la persona disminuye el volumen del alimento que ingiere. Además, asociado a esto hay otros cambios”.


Por otro lado, explicó que cada paciente tiene una indicación precisa de un tipo de cirugía “Cuando el paciente llega al consultorio nosotros lo estudiamos a fondo y definimos una vez que el paciente está estudiado, qué cirugía va a ser la adecuada para ese caso”.


Todo esto acompañado por el correspondiente tratamiento indicado por el grupo de profesionales que evalúa al paciente y mantiene el apoyo a largo plazo.


Acerca de los tiempos de un tratamiento, Bartolomé fue claro debido a que, tal como se precisó al comienzo de la nota, se trata de un cambio de vida y por ende dicho cambio es justamente para toda la vida.


“En realidad el tratamiento lleva un tiempo de preparación pre cirugía y la idea es generar cambios estructurales que se mantengan a largo plazo, los cambios son para toda la vida” manifestó Bartolomé y agregó “pero para llegar a la cirugía debemos cumplir con algunos objetivos previos, que son descenso de peso del diez por ciento, lograr adherencia al tratamiento, eso se va evaluando con el equipo multidisciplinario con psicóloga y nutricionista; ver que el paciente esté en condiciones de ser intervenido quirúrgicamente y obviamente que tenga indicación de cirugía, que tenga o un índice de masa corporal mayor a 40 o mayor a 35 asociado a alguna comorbilidad como puede ser hipertensión, diabetes, etc”.


La primera cirugía bariátrica se realizó en Bariloche en el año 2015. Desde allí y hasta la fecha se han llevado a cabo cerca de 40 cirugías con resultados muy buenos según comentó el profesional “Hemos tenido muy buen descenso de peso sin complicaciones y obviamente el seguimiento lo mantenemos”.

 

La importancia de acceder al tratamiento

 


Un punto más que importante, más allá de lo ya dicho de los cambios que precisa el tratamiento y los que produce en la calidad de vida de cada paciente, es que todo esto se lleve a cabo desde el ámbito de la salud pública lo cual permite el acceso de quienes más lo necesiten y no puedan costearlo.


Obviamente que el hecho de que se realice en Bariloche habla de una limitación para el resto de la provincia, pero aun así es más que destacable el trabajo de los profesionales que conforman el equipo que coordina Bartolomé.


“Vemos pacientes de zona de influencia, de El Bolsón, hemos visto pacientes de Choele Choel, del resto de las provincias obviamente con las limitaciones de las distancias pero sí hemos visto pacientes de otros lugares. Lo ideal es, como es un seguimiento muy intensivo, que esto se haga en lugares cercanos pero por ahora y viendo la realidad, hemos tenido las consultas y hemos visto pacientes de otros lugares de la provincia”.


Lo ideal, se insiste y ojalá se trabaje para ello, sería ampliar la geografía en Río Negro que justamente es una provincia que adhiere a la ley nacional de obesidad.


Entre la constancia y el abandono


Casi llegando al final de la nota, el doctor Bartolomé respondió preguntas referidas a la demanda que existe de personas que sufren de obesidad “Hay muchos pacientes que consultan, de los que consultan y llegan a la cirugía, hay muchos en el proceso y en la preparación dejan el tratamiento en el camino por eso es que necesitamos adherencia al tratamiento y lograr cambios estructurales previo a la cirugía. Pero hay muchos pacientes que consultan y muchos que llegan a la cirugía o a prepararse para la cirugía. De esos obviamente hay un porcentaje que dejan el tratamiento por distintos motivos”.


El porcentaje de obesidad es importante, amplió Bartolomé, y lo más importante es que va creciendo cada vez más “El tema es que obviamente es difícil el tratamiento pero la persona obesa sufre no solamente el problema de salud que es la obesidad y las enfermedades asociadas, sino que sufre desde lo social, tiene limitaciones en las cuestiones cotidianas, higiene, atarse los cordones, movilizarse, ir a un cine. Entonces obviamente que es un tratamiento que no es fácil porque hay que hacer cambios importantes en la vida pero los beneficios son importantes y lo más relevante es que se logre mantener en el tiempo”.


Bartolomé concluyó, tal como lo hizo la señora del video, en el cambio de vida que se logra y la importancia de ver esos logros desde el punto de vista profesional “Sí, por un lado uno lo ve, lo siente y además siente la gratitud con la que cada uno de los pacientes que logra esos objetivos, nos devuelve. Es muy gratificante ver los logros de cada uno de los pacientes y ver que cada paciente logra mejorar calidad su vida que es el objetivo principal. No es que tenemos un peso determinado como objetivo sino mejorar la calidad de vida”. 

Comentarios

Video del día