El ex Prozome está pronto a recibir la habilitación de la ANMAT y este año prevé aumentar su producción.
Tamaño letra:

 

Por Fernando Manrique
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

26 años de historia. 18 millones de medicamentos producidos en 2017. 4 millones de unidades para combatir la tuberculosis en todo el país. Estos números sueltos por sí solos no dicen nada pero si los contextualizamos en la vida del laboratorio rionegrino Profarse dicen mucho.


El ex PROZOME, hoy Productora Farmacéutica Rionegrina del Estado (Profarse), nació en 1992 para abastecer de medicamentos a la provincia de Río Negro a lo largo y a lo ancho.


Y hoy está a la altura de los mejores laboratorios públicos del país, tales como Laboratorios Puntanos Sociedad del Estado de San Luis, Hemoderivados de Córdoba, el Lens de Rosario o el Laboratorio Industrial -LIF- de Santa Fe.


Se conforma sin ninguna acción privada, el presidente es el ministro de Salud -actualmente Fabián Zgaib- y cuenta con cinco directores, una gerencia general y profesionales y especialistas.


El cuerpo de trabajo está integrado por 30 personas, por lo que tiene una estructura chica pero robusta para poder ejecutar todos los procedimientos de compras de insumos para la fabricación de medicamentos y para producir.


En 2017 se produjeron 18 millones de medicamentos sostenidamente para la atención primaria de la salud con el objetivo de siempre, abastecer a todos los rionegrinos que no puedan contar con su medicamento, dado que es un bien social.


Con el crecimiento de los últimos períodos se elevó la vara y desde la productora farmacéutica se calcula que este año se producirán 22 millones de unidades y en 2019, posiblemente se multipliquen los números actuales.


No sólo eso, sino que el Profarse, hasta hace poco PROZOME, estuvo en los titulares de todos los medios locales y regionales, ya que Nación pidió su prestación para comprimidos para el tratamiento de la tuberculosis, y 4 millones de dosis se distribuyeron en todo el país, en un contexto de suma necesidad y urgencia.


Por este motivo, los números esbozados en el comienzo ya contextualizados dan cuenta de la importancia del laboratorio rionegrino en la vida de los más postergados.


Medicamentos primordiales

 


Marne Livigni, directora del Profarse, dialogó con Noticias sobre el buen presente del laboratorio, que se encuentra en uno de sus mejores momentos.


Consultada sobre los productos principales que se elaboran, explicó que ellos son el enalapril para el corazón, metformina para la diabetes, el diurético hidroclorotiazida también para los problemas cardíacos, antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno 400, paracetamol 500, alcohol en gel para todos los hospitales, sales de rehidratación oral para chiquitos con diarrea estival o ancianos y el antialeérgico loratadina, entre otros.


Asimismo, se rubricó un convenio con el INVAP para producir Nifurtimox, una droga para el tratamiento del chagas y otras parasitosis, y con ese proyecto obtuvieron un subsidio de 12 millones de pesos por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Nación, en la rama de salud.


Del monto dirigido para la productora se invirtieron 7 millones de pesos para la adquisición de dos equipamientos de suma relevancia.


Livigni indicó en ese sentido: “Hemos adquirido dos máquinas muy importantes durante el 2017, que una de ellas es el granulador de alto corte, que eso permite hacer parte de un proceso para la elaboración de sólidos, que aumenta la productividad, por lo que este 2018, que ya está instalada la máquina, por suerte están las dos acá, vamos a hacer el traspaso de tecnología, de la tecnnología viejita que tenemos a esta tecnología. La idea es que para el 2019 nosotros podamos duplicar la producción de lo que hacemos ahora”.


En ese mismo marco, la titular del Profarse comentó que el otro equipamiento comprado fue una nueva comprimidora, debido a que “con la granuladora generamos el granulado del polvo para después comprimirlo. Todo ese polvo se hace comprensible y compramos otra comprimidora, entonces ya al tener dos comprimidoras de alta producción ya no tenemos más el cuello de botella que teníamos antes, teníamos una sola comprimidora y todo lo que producíamos tenía que ir a la cola y con ésta estamos más liberados”.


También se invirtió en materiales para control de calidad, un reactor para hacer la droga Nifurtimox, un rotavapor y una estufa de secado de granulados y polvos que agilizará los procesos.


Productos inéditos

 


Casi como una primicia, Livigni agregó que para fines de este año se lanzarán productos nuevos que nunca se hicieron en el laboratorio, con un alto impacto.


Precisó: “No te digo los nombres ahora porque tenemos que ultimar detalles pero son muy importantes para los hospitales, porque se gasta mucho dinero y vamos a ayudar que los tengan producidos en la provincia, para todos los rionegrinos. Esto es a fines de este año, estamos trabajando en el desarrollo de los productos”. 

 

La habilitación de la ANMAT, el principal objetivo del 2018

 

 

Solo cinco de los 39 laboratorios públicos de la Argentina cuentan con la habilitación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica -ANMAT- y Profarse está a pasos de convertirse en la sexta.


Sobre ese punto, Livigni señaló: “Durante el 2018 el objetivo más importante es lograr la habilitación de la ANMAT, que esto va a ser en breve, nos tienen que decir la fecha nada más”, la cual se estima que sería antes de marzo.


Añadió: “Nosotros tenemos todo en condiciones para recibirlos y eso nos va a permitir poder salir a otras provincias o licitar en Nación o con la provincia que solicite nuestros productos. Es super importante, porque nunca existió esa habilitación en la historia del laboratorio, así que es un gran paso”.


Asimismo, la titular del organismo, destacó la relación que existe entre todos los laboratorios nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos, que nació en 2011 y depende de la ANMAT. “La idea de esto es que todos los públicos nos nucleemos en una agencia que tengamos de consulta para las normativas de calidad, todo lo que es ANMAT es de excelencia, así que todos los públicos podamos llegar a lograr los estándares máximos de calidad, que son las buenas prácticas de la manufactura y control”.


“Después la idea de la agencia es que podamos hacer una red de laboratorios públicos para poder ver quién es experto en algún producto que no lo haga el otro o para tratar de duplicar producciones, si hacemos todos lo mismo no tiene sentido, la idea es que cada laboratorio pueda hacer, si bien haga lo mismo para la provincia de cada uno, que pueda hacerse especialista en determinados productos para poder hacer la red. Entonces nosotros podríamos venderle a Santa Fe y Santa Fe con otros productos nos los daría a nosotros”, ilustró.

 

Orgullo de sobrepasar las fronteras 

 

 

Respecto a las tapas de los diarios en las que salió Profarse por proveer de medicamentos contra la tuberculosis a Nación, el sentimiento fue de orgullo.


Livigni aseveró: “Es un orgullo para nosotros porque hay alrededor de 39 laboratorios públicos y confiaron en nosotros para poder hacer estos productos. Había una necesidad de urgencia sanitaria nacional y nosotros abastecimos alrededor de 4 millones de unidades para todo el país”.


Continuó: “Las drogas son de primera línea para el tratamiento de la tuberculosis y tenemos para este 2018 también varias entregas, tenemos que pactar con Nación cuando serían, aunque en 2017 fue de urgencia porque había una crisis”.


“Para nosotros fue fundamental y un puntapié, primero por la confianza, significa que estamos haciendo las cosas bien, y segundo porque gracias a ese dinero que nos ingresó de la venta de los productos pudimos adquirir estas dos máquinas nuevas que te decía. Fijate lo importante que es poder mantenernos activos en cuanto a poder vender, que no es una mala palabra vender, siempre y cuando sea para reinvertirlo en mejorar la tecnología, pensando en poder tener más cantidad de productos primero para la provincia, ese es nuestro lema, y después para afuera”, sostuvo.


Livigni puso enfásis en que tienen una gran responsabilidad, ya que “si la industria privada no hace un medicamento para una enfermedad rara o desatendida, nosotros tenemos que estar, sea Nación o sea la provincia de Río Negro. Sabemos que tenemos que estar y es una obligación, entonces Nación lo pidió y nosotros respondimos desde el minuto cero y nos pusimos a trabajar, todo el laboratorio, el Ministerio de Salud obviamente con todo el apoyo, trabajamos e hicimos un convenio con la Universidad de La Plata, que hicimos en conjunto el desarrollo de los productos, porque esto conlleva muchísima responsabilidad”. Aseguró en esa línea: “Fueron productos totalmente analizados, de excelente calidad, seguros y eficaces, como la denominación de los medicamentos de la ANMAT”.

 

Redes cooperativas

 

 

En otro orden de cosas, Livigni planteó que la productora de medicamentos mantiene relaciones permanentes con otras instituciones, para fortalecer sus estrategias de producción, tales como mencionábamos anteriormente con las del INVAP y la Universidad de La Plata.


En ese entramado de lazos, se destaca el Instituto Nacional de Tecnología Industrial -INTI- para la metrología de artefactos; es decir, la calibración de los instrumentos de trabajo “porque dentro de las buenas prácticas de esto de las normas de calidad, la ANMAT nos exige tener todos los instrumentos de medición calibrados y eso es costosísimo, entonces estamos tratando con el INTI para ver de qué forma podemos derivar toda la calibración al INTI y lo que ellos no puedan hacer, obviamente, terceriarizarlo a otro lado”.


 Livigni puso sobre la mesa que en Río Negro no hay proveedores que se dediquen a la calibración de los instrumentos, así que “ya la distancia es un engorro para nosotros, ni hablar del costo”.


“El INTI está muy interesado en trabajar con nosotros, ya estamos con un convenio marco en borrador para firmar, hemos tenido varias reuniones y está super encaminado. Y estoy con el INTI Química Buenos Aires con respecto al proyecto de Nifurtimox, estamos trabajando para optimizar el proceso de síntesis orgánica de la droga. Estamos trabajando con el Departamento de Metrología de Río Negro y con Química en Buenos Aires”, resaltó.

Comentarios

Video del día