El ejemplar cuenta con una antigüedad de 30 mil años en Buenos Aires.
Tamaño letra:

Una nueva especie de cóndor se descubrió en el partido de Marcos Paz, a solo 34 kilómetros de la Capital Federal.


El ejemplar superaba los 2,50 metros con sus alas abiertas y tenía garras más fuertes que el cóndor actual, por lo que los paleontólogos estiman que podría cazar a sus presas.


El investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) y del CONICET Federico Agnolin comentó a la Agencia CTyS-UNLaM que “este hallazgo es único no solo para la provincia de Buenos Aires sino para toda la Argentina, porque es la primera vez que se encuentra un ejemplar tan bien preservado de un cóndor extinto y del que, hasta ahora, se desconocía su existencia”.


Este nuevo linaje de cóndores fue bautizado como Buitre Emperador de las Pampas y pudo haber alcanzado hasta los tres metros de envergadura con las alas abiertas.


Agnolin comentó que la especia databa de 30 mil años atrás, período en el que “había mastodontes, que eran muy parecidos a los elefantes actuales; perezosos gigantes que superaban la tonelada de peso; gliptodontes, casi del tamaño de un Fiat 600; y entre los carnívoros estaba el conocidísimo tigre dientes de sable”.


Los investigadores determinaron que esta ave tenía una gran capacidad para abrir y cerrar sus garras. “Un hueso del miembro posterior nos muestra que las inserciones de los músculos eran mucho mayores a la de los cóndores actuales, por lo que posiblemente podría cazar presas”, explicó el doctor Agnolin.


En la actualidad, los cóndores son animales que se alimentan solamente de carroña. Por su parte, aunque esta ave también debía alimentarse de los cadáveres de los grandes mamíferos que habitaban la región. 

 

Video

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas