Fue en respuesta al llamado a movilizar en todo el país.
Tamaño letra:

 

Varias organizaciones sociales y sindicales se movilizaron en la tarde de este jueves en la plaza San Martín, en consonancia con la multitudinaria concentración que se realizó en la Plaza de Mayo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


El objetivo era el de repudiar lo que denominaron “la persecución mediática y judicial” hacia dirigentes políticos provenientes del kirchnerismo, y de las fuerzas políticas que formaron parte de los gobiernos que se sucedieron en el país entre 2003 y 2015.


La convocatoria se realizó a último momento por redes sociales y cadena de mensajes.


Pese a ello, un buen número de simpatizantes kirchneristas se acercaron a la plaza para hacer conocer el descontento de las medidas judiciales conocidas en horas tempranas del jueves, que incluyen la detención del dirigente Luis D’Elía y del ex secretario de Legal y Técnica del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Zannini, además del pedido de desafuero y detención de la ex presidenta.


Entre varios de los dirigentes que hablaron estaba el legislador del Frente para la Victoria Nicolás Rochás. “Son medidas instrumentadas por actores dentro del Poder Judicial que han perdido toda independencia”, dijo.


Agregó en la misma línea que “hay endeudamiento, hay flexibilización para los trabajadores y ajustes para los jubilados, se quiebran las Pymes y se reprimen las protestas sociales que tiene como consecuencia la muerte de los jóvenes; a esto se le suma la presión a los medios y censura a periodistas”.


Recordó que “Bonadío -juez que pidió la detención de Cristina Kirchner- fue cuestionado en la causa AMIA y ahora se cree con la altura moral para poder avanzar poniendo en riesgo todo Estado de derecho, estigmatizando a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como si fuera una delincuente y esto se logra para no hablar de otros temas como la fuga de capitales y el endeudamiento impagable”.

Comentarios

Video del día