Se destacó la actuación de los canes de la Policía rionegrina en trabajos para resolver el homicidio de un niño.
Tamaño letra:

 

Los perros "Duke" y "Alcón" pertenecientes a la División Canes de la Policía de Río Negro fueron claves para el hallazgo de elementos que ayudarían a resolver el homicidio de un niño de 11 años que habría ocurrido en junio del año 2016 en la provincia de Santiago del Estero.

 

La propia gobernadora de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala, se comunicó con Alberto Weretilneck para agradecerle la colaboración de la fuerza de seguridad rionegrina para aportar sus canes en la investigación.

 

Todo surgió a partir de una solicitud requerida por el Juzgado de Transición 1 de Santiago del Estero, en referencia al caso Mario Agustín Salto, un menor que luego de ser abusado sexualmente fue descuartizado.

 

 Su cuerpo apareció el 3 de junio del 2016, pero tras un año y medio de investigación para resolver el caso, la Justicia santiagueña solicitó la ayuda de los canes de la Policía rionegrina, los cuales cuentan con una amplia trayectoria en el esclarecimiento de gran cantidad de delitos.

 

Fue así que el 22 de noviembre los perros “Duke” y “Alcon” partieron junto a su instructor Marcos Darío Herrero hacia la ciudad de Quimili a 200 km de la capital de la provincia de Santiago del Estero, Departamento de Moreno.

 

Desde hace una semana se encuentran trabajando arduamente bajo condiciones climáticas no habituales para ellos, como son las altas temperaturas del norte de nuestro país, donde rondan los 40º.

 

Con respecto a la causa, se llevaron a cabo diversos rastrillajes realizados por los perros que señalaron lugares específicos donde posteriormente se concretaron allanamientos con resultados positivos, encontrándose evidencias relacionados al caso. Además se detuvo a seis personas presuntamente implicadas en el caso.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas