Lo acusan de haber abusado sexualmente de un niño durante nueve años.
Tamaño letra:

 


Un sacerdote francés que vivió en Viedma, Bernard Lecoquierre, de 73 años de edad, se encuentra en prisión preventiva durante 48 horas tras ser acusado de violación agravada de menores de edad.


Según el sitio Infobae, el cura habría violado a al menos dos niños de los cuales uno, ahora un adulto, fue víctima de sus abusos por casi 9 años entre septiembre de 2007 y fines de enero de 2016.


Estos hechos habrían ocurrido cuando el padre ofició de párroco de Nuestra Señora de Yerville en Caux, situada en el departamento de Seine-Maritime.


De acuerdo a un comunicado de la Fiscal Adjunta Etienne Thieffry, primero fue denunciado por un menor de edad en la comisaría de Ruan y luego se identificó otro joven mayor acusándolo del mismo crimen.


Si se comprueba el delito de asalto sexual por parte de persona con autoridad, Lecoquierre se puede enfrentar a penas de hasta dos décadas de prisión.


En este sentido, el arzobispo de Ruan, Dominique Lebrun, protagonizó una conferencia de prensa con mucha "tristeza, ira y vergüenza".


Lebrun expuso "Mis primeros pensamientos va a las presuntas víctimas de actos atroces y más extravagantes por parte de un sacerdote, cuyos efectos destructivos son muy conocidos”.


El sacerdote vivió en Viedma y había trabajado en la parroquia rural de Nuestra Señora de Lourdes de Sierra Grande, de 1988 a 1995.

Comentarios

Video del día