Entrevista: Dana Sofía Baigorria.
Tamaño letra:

 

Una musa joven, dueña de sus sueños que comenzó a concretarlos en base a ganas, errores, aciertos, respeto, humildad, y trabajo, con mucho apoyo familiar se consolida en distintos torneos de patín, en sus ideales, y en su futuro próximo como estudiante universitaria.


- ¿Cómo fue que elegiste el patín como disciplina deportiva? Contanos si te acordás cómo fue el primer día que te pusiste los patines.


A los 3 años me llevó mi mamá a probar este deporte en el club La Falda (Bahía Blanca), cuando vi cómo se deslizaban las chicas en sus patines quise probar y entre golpes, cansancio, risas y llantos empecé a hacerlo yo también, de la mano de mi primer técnica, Lorena Carinelli.


- ¿Hace cuánto que comenzaste a competir?


Empecé a competir a los 6 años, en los torneos regionales de la Asociación Bahiense de Patín

 

- Seguramente el entrenamiento es arduo y requiere de mucha constancia. ¿Tenés amigas y amigos que eligieron este deporte?


El entrenamiento como en todo deporte donde uno aspira a algo es así, de mucha constancia y sacrificio, pero con ganas de mejorar, cuando empecé al poco tiempo mis amigas de colegio se acoplaron y formamos un lindo grupo en el club.

 

- ¿Viniste a vivir a la comarca, ¿te costó dejar tu ciudad natal, tus amigos, colegio y club?


Me vine a vivir hace 10 años. SÍ me costó mucho dejar todo eso, pero encontré amigas de colegio, de patín, que hicieron que mi nostalgia no sea tan fuerte, viví momentos difíciles y buenos y hoy soy feliz y disfruto de estar acá

 

-¿Hiciste amigos acá ya sea en el colegio o patinando?


SÍ, muchos, en cada torneo hacés nuevos amigos, en mi club (C.A.B.E.C.) tengo mi amiga con la que entrenamos, competimos, y compartimos muchas cosas, en el día a día con el resto del grupo de competencia que son más chicas de edad nos llevamos bárbaro también porque son y serán grandes patinadoras. Y con mi grupo de la escuela igual, nos juntamos charlamos, comemos, salimos o sea la pasamos bien igual con el resto del curso cada vez que nos juntamos, más ahora que se viene nuestra bajada.

 

-¿A qué colegio vas? ¿Cómo hacés con tantos viajes y el colegio?


Desde que me vine a vivir a la comarca estoy en María Auxiliadora de Patagones, aunque vivo en Viedma, mis compañeros me guardan las tareas para recuperar cuando vuelvo de cada torneo y me ayudan a ponerme al día, los profesores son pacientes igual que los directivos, entienden el momento que vivo sin disminuir mi nivel educativo.

 

 

-¿Cómo es la competencia en esta disciplina? Contanos cómo elegís lo que vas a mostrar en cada competencia. El vestuario, el maquillaje es parte de la puesta en escena. ¿Cómo elegís tus modelos? ¿Quién te los hace? ¿Cuál fue el vestido que más te gustó usar?


La competencia es fuerte dentro de la pista en cada torneo ya sean los de nuestra federación, como nacionales o el sudamericano que me tocó ahora. Hay chicas de excelente nivel, nuestras técnicas JULI , LEILA y MARU, nos dan libertad para buscar la música, después ellas hacen los arreglos musicales.


En mi caso las mallas me las hace una diseñadora de Buenos Aires en base al ritmo musical, y características individuales de cada una de nosotras, la que más me gusta es una con la que gané mis mejores torneos es negra de encajes con flores violetas pintados a mano y muchas piedras para lograr brillo, y con el maquillaje estoy aprendiendo a hacerlo.

 

-El rol de tus padres es importantísimo. Hablame de ellos.


Arrancar con el patín es por mi mamá que me llevó de chiquita, después mi papá se sumo a acompañarnos en los viajes (que son muchos), ellos se sacrifican mucho por mí y al igual que mi hermano que muchas veces se priva de algo para que no me falte nada. Ellos están muy comprometidos con esta actividad no solo en lo personal sino con todo el club, ayudando siempre, POR ESO EN CADA TORNEO QUE GANO SE LOS DEDICO A ELLOS.

 

-¿Hoy dónde entrenás y a qué institución representás?


Pertenezco al club amigos de El Cóndor (C.A.B.E.C.), entrenamos en el gimnasio de María Auxiliadora (Patagones) y también en El Cóndor cuando vienen nuestras técnicas de Bs. As. Mayormente, hacemos entrenamiento físico, técnico, coreográfico, y también tenemos apoyo psicológico de Luz Hernández, es un excelente grupo de compañeras/ amigas y cuerpo técnico.

 

 

-Sos chica, tenés un gran futuro por delante. ¿Cuáles son tus sueños?


Mis sueños deportivos, son llegar a lo más alto que pueda con el patín, poder enseñar este deporte, trasmitir mi pasión, también quiero ser kinesióloga que es una carrera ligada al deporte que me gusta mucho, y empezaré el año que viene.

 

-¿Qué le dirías a los niños que sueñan con patinar?


Que lo hagan, con ganas y pasión, que es un deporte hermoso, que no se rindan si algo no sale, el todos los días es difícil siempre hay un moretón nuevo, que disfruten el entrenamiento porque cuando se llega a la competencia y una se comienza a maquillar, se pone la malla de luces, se abraza con la técnica , mira a su familia y sale a pista es incomparable esa experiencia ,no es fácil el camino a eso pero no es imposible lograrlo, cuando uno tiene una buena profesora, amigas, familia, que a uno le dan todo.

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas