Tamaño letra:

 

El Centro Municipal de Cultura se vistió de arte una vez más. Esta vez de la mano de la artista plástica María Angela Leonardelli con una propuesta maravillosa: mandalas

 

María ¿cuándo y cómo te conectaste con el arte visual?


Siento que mi conexión con el Arte fue de toda mi vida, siempre dibujé y pinté. Desde muy pequeña lo que viene a mi memoria es el hecho de pedir a los Reyes Magos año tras año los benditos lápices de colores. Y llegaban...


A la edad de 10 años y después de insistir, me tomaron como oyente en la escuela nocturna de adulto. Justamente quedaba a la vuelta de mi casa. Ese fue mi primer lugar de placer, trabajo y dedicación ya que estudié durante 6 años. Mi profesor se llamaba E. Marín Moreno del que guardo los mejores recuerdos.


Imagino que has transitado diferentes momentos en tu proceso artístico. ¿Podrías contarnos y definirlos?


Sí, por supuesto. Muchos y diferentes momentos y espacios. Desde el provocado en la intimidad del hogar y con niños dando vueltas alrededor hasta asistir a cursos y talleres.


Los años pasaron... y mi necesidad de expresarme me llevó a inscribirme en la Escuela de Arte Alcides Biagetti de Patagones. Allí me formé desde el Magisterio en Artes Visuales. Aquí comenzó mi camino en la docencia. Luego en el Profesorado en Artes Visuales con orientación en Pintura. Más tarde con un grupo de amigas decidimos continuar estudiando en Buenos Aires la Licenciatura en Artes Visuales con orientación en Pintura. IUNA.


¿Siempre lo que viene será mejor? Lo pregunto en relación a tus obras, al crecimiento necesario como artista.


No sé ni estoy segura si lo que viene es mejor, simplemente uno pasa por diferentes ciclos, etapas, estados de ánimo y de emociones y desde ese lugar lo que se manifiesta es lo mejor en ese momento o simplemente asoma aquello que estaba listo y esperando para expresarse.


Estamos en un momento social en el que encontrar espacios, rincones, instantes de armonía y equilibrio es fundamental. ¿Pintar mandalas tiene un poco que ver con esa búsqueda?


Seguramente tiene mucho que ver. Creo que este camino de Arteterapia es un transcurrir diario y en ese proceso estoy sin ser tan consciente de ello. Pero sí puedo decir que surge de una necesidad profunda muy fuerte. El Arte nos invita a hurgar en esos mundos internos, en el de nuestra historia personal, familiar, social y así expresarnos.

 

¿Cómo te acercaste a lo terapéutico relacionado al arte?


En este punto al realizar e investigar sobre mi Tesis para la Licenciatura con el tema "Desarrollo del pensamiento creativo" profundizo en los pensamientos de Carl Gustav Jung 1875-1961. Averiguo y encuentro en Buenos Aires la Fundación de Psicología Analítica Junguiana. Me avoqué a estudiar durante dos años, me recibí de Terapeuta en Arteterapia en Psicología Junguiana en el 2012. En este camino estoy. El que considero una especie de construcción artesanal en el que los recursos expresivos afloran inevitablemente.


¿Sos de la Comarca? Contanos tu historia, tus afectos, tu vida diara.


Soy nacida y criada en Viedma. Mis padres llegaron a estas tierras desde su Italia natal recién casados y llenos de ilusiones. En este lugar nacimos los ocho hermanos, seis mujeres y dos varones.


Junto a mi esposo tenemos una familia numerosa compuesta por siete hijos, ya grandes, algunos aun en la etapa de estudiantes. También componen mi familia cuatro hermosos nietos que me llenan el alma.


En esta etapa de mi vida ya jubilada en la docencia parece que el tiempo corre veloz, pero hago aquello que me agrada enormemente y es esto de pintar...dibujar...Soy una agradecida.


¿Qué representa para vos la obra que acabás de exponer?


Esta muestra de Mandalas "Pinturas para el Alma" II. Es para mí la culminación de una etapa, de un proceso único e irrepetible propio de este momento de mi vida.


Aprovecho para agradecer profundamente a las Autoridades del Centro Municipal de Cultura de Viedma por permitirme compartir con tantas personas este hermoso y luminoso espacio.


¿Hay cuentas pendientes? ¿Proyectos?


Comencé en la docencia en el año 1986. Ya jubilada. Fue y sigue siendo una etapa maravillosa de mi vida. Al recordarla me produce una profunda alegría, emociones y bienestar.

 

¿Alguna vez enseñaste? contanos...


Sí, es verdad. Hay muchísimos y muy buenos artistas. Algunos no se animan a mostrar sus obras, otros ven la falta de más espacios destinados para este fin. Creo que se debería realizar muestras colectivas invitando a los interesados en participar. A ejercitar y activar este despojarse.


En la Comarca hay muchísimos artistas. ¿Cómo ves esta explosión necesaria de arte?


Estamos en un momento complejo de nuestra historia y estos son precisamente los momentos en los cuales se deben hacer elecciones para tomar decisiones y soluciones. Estamos en un viaje. Conformamos una red. Todos somos parte necesaria en este andar y con un enorme deseo de mejorar la calidad de vida.

 

Aquí les dejo un pensamiento que escribí para mi anterior muestra. Mandalas "Pinturas para el Alma" I.-


Esta muestra es parte de una búsqueda interior donde se tejen historias con hilos de colores.


Así se va armando una trama hecha de memoria, recuerdos, emociones y afectos.


En esta urdimbre de ilusiones aparecen los Mandalas abrazando los sueños de la humanidad"


Agradezco a todos los que de alguna manera fueron partícipes de este esfuerzo. A todos ellos muchas gracias!


 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas