Tamaño letra:

 

Las croquetas no fallan, son siempre son un éxito y las de acelga no son la excepción. La semana pasada compartimos la receta de las croquetas de papas, hoy le toca a la acelga.


Si vas a la feria y traes un par de atados de acelga o de espinaca que están increíbles , aprovechá la oportunidad para preparar esta receta. Llevan queso en el relleno y por lo tanto se vuelven aún más irresistibles.


Se pueden servir solas como entrada o acompañando a cualquier plato de carne.


Ingredientes:


1 kilo y medio de acelga (o espinaca)
1 huevo
2 claras de huevo
2 yemas de huevo
2 cucharadas de manteca
1 1/8 de taza de migas de pan fresco
1 cebolla picada
3/4 taza de queso rallado

Pan rallado
Sal a gusto
Pimienta negra
Aceite para freír

 

Paso a paso


Enjuaga las acelgas y córtalas en trozos. Prepara una cacerola con agua salada y cocina hasta que se marchiten, apenas dos o tres minutos. Cuela. Cuando la acelga esté suficientemente templada tómala con la mano y exprime bien todo el exceso de líquido y pica finamente.


Remoja las migas de pan en agua y exprime lo más posible el líquido. En un recipiente mezcla las espinacas, la sal, la pimienta, el pan, el huevos y las yemas. Agrega la manteca, el queso y la cebolla. Mezcla bien. Con un tenedor mezcla la clara de huevos y una cucharadita de agua.


Toma la mezcla y dale la forma de pequeños cilindros. Pasalos por el pan rallado, luego en las claras y nuevamente en el pan.


Fríe hasta que las croquetas estén bien calientes y colócalas en papel para absorber el exceso de aceite. Sirve caliente.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas