Tamaño letra:

 

El 21 de marzo , en el Marco del Día Nacional por la memoria verdad y Justicia, se hará un reconocimiento a Fernando Alduvino. Hoy, nuestra protagonista de la tapa y entrevista de Musas es Verónica Alduvino, su hermana.

 

Verónica, ¿de qué se trata este reconocimiento? ¿qué significa para vos?


Es exactamente eso, un RE CONOCIMIENTO, volver a conocer a mi hermano, que las personas sepan quién fue. Creo que es muy atinada la idea del Intendente de poner, además del nombre, una breve reseña con la historia de esa persona.
Tenemos que seguir hablando de esto, hasta saber la verdad.

 

¿Quién era Fernando Alduvino?


Fernando era un libre pensador. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad del Sur de Bahía Blanca y ahí comenzó la militancia universitaria. Era un hombre pacífico, inteligente. Le apasionaba la profesión que había elegido y no dudo que hubiese sido un excelente filósofo.
Mi hermano fue asesinado en un gobierno democrático por la triple A. Esto lo quiero destacar. Duele que hablar de la triple A es difícil, no hay culpables ni responsables, no hay verdad.


¿Cómo fueron aquellos años para vos, en lo personal?


Fueron durísimos, ya en 1973 se respiraba aire denso en el país. Yo en ese entonces decidí dejar Bahía y refugiarme en un campo cerca de Roca, vivía en una carpa, luego en una casilla. Teníamos casi una comunicación nula con nuestros amigos y familiares por seguridad. Vivía con miedo. Horrible. Cuando en 1975 nos avisan que habían secuestrado y asesinado a Fernando no lo podíamos creer. Justo a él. Luego se dijeron muchas cosas. Él era un hombre pacífico.


¿De dónde son ustedes? Este año también tendrán un reconocimiento allá…


Nosotros nacimos en Paso de los Libres, Provincia de Corrientes. Éramos seis hermanos, Juan Manuel, Fernando, María Helena, Julio César. Marta Inés y yo. A los 12 años nos fuimos, con lo cual mucha gente del pueblo se enteró muchísimo más tarde de lo que había sucedido.


¿Qué queda de aquella Verónica hoy?


Las ganas, la necesidad inmensa de que este crimen no quede IMPUNE, para los asesinados por la Triple A no hay ni verdad ni justicia.
Yo era una chica alegre, divertida y siento que el proceso militar me quitó la alegría, de todas formas quedan las ganas de lucha, de acompañar a los más jóvenes en la militancia por los derechos humanos.

 

¿Cuáles son tus sueños?


Mis sueños son los mismos que soñábamos con Fernando en aquellos años, es aquella utopía por la que luchábamos, mi sueño es que se sepa la verdad, que se honre la memoria de mi hermano y de los tantos asesinados por la triple A. Sueño con que a través de las generaciones se recuerde nuestra lucha y se honre a Fernando como un hombre que se jugó, que luchó por sus ideales.


Mirando a nuestra sociedad, esta lucha por los derechos humanos, y la gran lucha que estamos dando las mujeres por la igualdad de derechos me dan toda la energía para seguir. Cuidemos nuestra democracia, peleemos por la verdad y la justicia siempre. Como mujeres honremos los principios del feminismo, aprendiendo a vivir en la sororidad, en el diálogo y en el respeto. 

 

Video del día

Noticias Relacionadas