Tamaño letra:

Técnicas básicas

 

Mientras que la mayoría de las parejas posiblemente se ocupen de pequeños engaños a la vulva y el clítoris previo al coito, pocos considerarían constituirlo en la principal actividad. Si realmente quieren impresionar a su pareja, considera hacerla el centro de atención haciéndole el masaje del clítoris. El masaje del clítoris puede ser empleado por parejas con discapacidades físicas temporarias y permanentes. Las embarazadas pueden experimentar un incremento en su deseo sexual. Las parejas con parálisis pueden no poder llevar a cabo los movimientos físicos requeridos para el coito. Los hombres impotentes pueden desear dar a sus parejas placer sexual y orgasmo. Es importante darse cuenta de que el sexo puede existir en ausencia de erección y coito.


Primer requisito


Lo primero, es saber adónde está el clítoris de tu compañera, cómo se ve y cómo se siente cuando está fláccido y erecto. El único modo de aprender estas cosas es ir explorando. Con las luces encendidas, previo desvestir a tu pareja, ella puede querer usar una remera cómoda. Ella entonces debe acostarse, sentarse en una silla, o en la cama contra algunas almohadas ubicadas en la cabecera. Asegúrate de tener fácil acceso a su vulva, pero también de que esté cómoda. Séntate o arrodíllate para estar enfrentándola, usualmente a un lado. Si ella está sentada en una silla o en el extremo de la cama, puedes sentarte en una silla o de rodillas en el piso. Puedes también sentarla en tu falda, estando ambos mirando en la misma dirección. Sugiero para los inexpertos tener disponible un pequeño espejo para que tu pareja también pueda ver lo que están haciendo.


Pasos a seguir


Examina con tus dedos su vulva como se ve normalmente, con sus labios mayores en reposo. Acaricia y aprieta. Nota la suavidad de su piel y vello púbico.
Abre suavemente los labios mayores, examina lo que queda adentro. Identifica sus labios menores, su clítoris, y sus orificios urinal y vaginal. Ella puede ayudarte abriendo sus labios con sus manos. Si no puedes identificar su clítoris, pregúntale si sabe dónde está, y que te lo identifique.
Debido a las amplias diferencias en la estructura genital, algunas estructuras individuales pueden no ser inmediatamente identificables. Algunas mujeres pueden no tener labios menores, o sólo uno. Un clítoris bien desarrollado es fácil de ver, pero algunos son tan pequeños que sólo la mujer puede ubicarlo dónde es más sensible al tacto, dónde se frota cuando se masturba. Continuará...

Usen preservativo.


Dra G 

Video del día

Noticias Relacionadas