Tamaño letra:

Estar cansado por hacer ejercicio ya no es una excusa aceptable para rechazar un encuentro con la pareja. Cada vez más estudios respaldan la teoría de que el fitness tiene una gran cantidad de beneficios en pos de elevar el deseo sexual.


Produce endorfinas


Cuando se realiza algún tipo de ejercicio, el cerebro libera hormonas, como las endorfinas, que generan una sensación de bienestar y son esenciales en la generación del deseo. De esta manera, el cuerpo se relaja y el estrés desciende de manera drástica.


Más sexies


La liberación de endorfinas, además de generar cierto grado de placer, también ayuda a mejorar el humor y a sentirse mejor, lo que contribuye a mejorar la libido.


Libera la testosterona


Según diversas fuentes, con solo realizar de 15 o 20 minutos de ejercicio moderado se aumenta de manera considerable la producción de testosterona en el organismo.
Existen pruebas suficientes, a partir de una gran cantidad de estudios, que sostienen que aquellos que poseen un metabolismo más elevado y por lo tanto tienden a hacer más ejercicio exhiben determinados rasgos de comportamiento, entre los que se encuentra un mayor impulso sexual.


Favorece la circulación sanguínea


Practicar deportes acelera el ritmo cardíaco y por ende la circulación sanguínea. De esta manera, se favorece la irrigación de los órganos genitales, tanto en los hombres como en las mujeres.


Fortalece músculos claves


Es una verdad de perogrulllo: el ejercicio mejora el estado de los músculos. Correr, especialmente, tiene la capacidad de fortalecer un músculo pequeño, pero no por eso poco importante. En la zona de los abdominales se encuentra el perineo, la región anatómica correspondiente al suelo de la pelvis. 

Video del día

Noticias Relacionadas