Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

El paso del tiempo sumado a las dificultades que plantea la realidad argentina preanuncian un tránsito tumultuoso de la política camino a las renovaciones de los actuales mandatos en el segundo semestre del año entrante. El intrincado desafío tendrá que convivir con una situación social y económica que tensiona la convivencia ciudadana. El macrismo intenta con dificultades concretar su promesa de cambio que lo llevó al gobierno, el peronismo trata, con peligrosa demora, erigirse en alternativa. El día a día muestra una indomable inflación por encima de los veinte puntos anuales, un treinta por ciento sobre los anuncios oficiales. El póster actual del país: un gobierno que no logra el despegue económico y una oposición que no logra ponerse de pié, aun muy lejos de visualizarse como alternativa.


 Transitando el tercer año de mandato el macrismo se enfoca en la logística electoral que lo conduzca a la reelección. Se mueve con una lógica simple: coloca a Cristina Fernández en el centro de la oposición rodeada por las causas de corrupción al mismo tiempo que seduce a un sector del peronismo a cambio de gobernabilidad. Así pretende sumar cuatro o cinco distritos a los que ya gobierna y de esta manera conseguir diputados y senadores que le signifiquen mayorías legislativas de las que hoy carece.


Quedaron definitivamente lejanos, atrás, aquellos días en que el país crecía a tasas chinas y el estilo populista derramaba esos ingresos extraordinarios con una direccionalidad electoral dejando para más adelante las reformas estructurales que hoy aparecen tan imprescindibles como imposibles de realizar sin suficiente poder político. El mundo ofrece un marco inestable que repercutirá en vaivenes económicos que impactarán en aquellos países, como el nuestro, que necesitan de asistencia financiera e inversiones para acometer el crecimiento. Si ese paso, el de crecer, no se produce será inevitable convivir con endeudamiento, excesivo gasto público e inflación. Un cuadro que más temprano que tarde le pasará factura a la dirigencia política marcando la verdadera profundidad de la crisis.


Para que este análisis no se transforme en un elogio al pesimismo digamos que hay chances que el gobierno, con Macri a la cabeza, logre revertir esta tendencia. Que el endeudamiento se concrete en obras, modernización y crecimiento, transformación de las instituciones, baja de la inflación y tasas anuales de crecimiento que superen los tres puntos por una década. Estas chances implican un nuevo mandato de Macri, concretar las reformas, reducir la pobreza y generar suficiente confianza para atraer inversiones enfocadas en la productividad. Las opciones están claras, el tema es si los aciertos conducen a un ciclo virtuoso, que hoy tenuemente se manifiesta o mejor dicho, se enuncia; o se agota la paciencia en los que apoyan al macrismo y vaya saber quien genera la alternativa que construya la nueva esperanza.


Por todo esto gobernar en este tiempo es lo más parecido a practicar rafting, ese deporte o entretenimiento que algunos ubican como extremo y que consiste en descender los ríos en balsas tripuladas con media docena o más personas con un guía que va previniendo las maniobras y ordenando el trabajo y acciones a la ocasional tripulación. Se los conoce como ríos de agua blanca por la espuma permanente que producen los saltos y mini cascadas. Dos cosas quedan claras: sobra adrenalina y el papel del guía es determinante. Exactamente igual a lo que sucede en la política.


Por eso no es descabellado imaginar a Mauricio Macri o a Alberto Weretilneck en el papel claves de los guías de este rafting. En el caso de Río Negro el turbulento descenso pronostica que el primer gran salto está encima, la elección de Villa Regina que como todo evento en solitario deja de ser local para provincializarse, sin descartar rebotes mediáticos nacionales. Como condimento de la compulsa reginense aparece la imposibilidad de unir al arco no peronista que representan Juntos Río Negro, el PRO y la UCR. Al ir separados, colocan al Frente Para la Victoria como primera opción, y así lo adelantan todas las encuestas. Así las cosas surgió una especie de cisne negro cual fue la afección de salud que sufrió Carlos Vazzana que inmediatamente recogieron las encuestas mostrando el crecimiento de Calos Rodríguez de Cambiemos, que se potenció con un contundente apoyo de la Casa Rosada. La reaparición de Vazzana en la campaña clarifica el panorama con dos conclusiones: la elección será más pareja de lo que se preveía inicialmente, y el gobierno con su candidata Marcela Ávila pagará precio a la destitución del ex Intendente Fioretti.


Siguiendo el paralelo con el rafting rionegrino con Weretilenck como guía de la balsa digamos que Juan Carlos Scalesi está entre los que no cumplen con las órdenes del gobernador y no acata ninguna de las directivas, por lo tanto no hay visos de acuerdo, ni tampoco decreto que fije el aumento anunciado. Al bote se subió ATE y están atentos a escuchar al Gobernador. Los docentes vienen invictos: no han ganado una en los últimos tres años y comparten el rafting con la cara larga. La tropa del gobierno está inquieta y los más sumisos y obedientes denuncian sus intenciones de consolidar espacios y continuidades. La pretendida alternativa de la entente Cambiemos pareciera estar cómoda en una balsa que dirija Weretilneck asumiendo no tener quien por ahora cumpla la tarea de capitanear la embarcación. Un hecho llama la atención, cuál es la ausencia de presencias femeninas, en tiempos en que la igualdad de género es cabeza de agenda. La diputada Lorena Matzen se reunió con el Gobernador, pero ‘no para hablar de política‘, o sea no está interesada en la experiencia del rafting.


Una de las claves del rafting es cómo actuar ante la emergencia extrema por la caída de uno o varios de los tripulantes. Y en el extremo del vuelco de la embarcación. Allí es determinante seguir las instrucciones del guía y poner en marcha un protocolo de seguridad donde es clave la solidaridad. Este último aspecto, por los antecedentes de los protagonistas en situaciones similares, es el que definitivamente puede complicar la suerte de la embarcación rionegrina.

Comentarios

Video del día