Análisis político por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Promediando febrero la pausa veraniega da los últimos estertores y se inicia un periodo de convivencia entre la fiesta del verano y los conflictos que plantea el día a día de la realidad. Es curioso como los temas se conectan, tienen al Estado de protagonista común, y los dos temas terminan en el lugar de siempre: cuál es el presupuesto del que se dispone. A ello hay que agregarle el marco socio político que plantea un país que intenta encontrar un rumbo que lo saque de la postración, de índices inéditos de pobreza, desocupación e inflación. Que se acorte la brecha entre los que más y menos tienen, que la educación cumpla con su rol dinamizador y que los tres poderes del estado funcionen como lo marca Constitución. Tan sencillo como utópico, tan simple como lejano.


Mientras hay que convivir en este paisaje, aprestarse a transitar en este conflicto de intereses que se repite año a año donde cada uno de los protagonistas se instala desde su sector e interés, cual marionetas inertes en un teatro de confrontaciones obligadas porque son parte del escenario que se presenta y reitera para esta época.


Nos golpea la crisis, hay que medir el gasto público sin techo, el Estado está prácticamente quebrado además de sobredimensionado. Al mismo tiempo en nuestra región, el Norte de la Patagonia que abarca a Neuquén y Río Negro se financia desde los gobiernos, con dineros públicos, una veintena de fiestas populares que oscilan en ciento cincuenta millones de pesos. Estas fiestas, ya lo hemos escrito, tientan fácilmente a la dirigencia política porque recrean un clima de gratificante reconocimiento que generalmente se agota en la noche de la coronación de las reinas que convive con la figura estelar del evento cuyo “cachet” no baja de ochenta mil dólares. Tienen otro costado no desdeñable para los gobiernos, los fondos que se utilizan, tantos nacionales como provinciales y municipales carecen de controles estrictos, siendo en gran parte en negro. Más fiesta, más aplausos, más caja.


Terminada la época de las fiestas se ponen en marcha los conflictos, y la misma palabra oficial que posibilitó el festejo con su aprobación, niega cualquier reclamo que tenga que ver con infraestructura, salarios, o fondos de emergencia para los desfasajes de las actividades productivas.


Por estos días se escuchó no solo una alerta sino una propuesta en esta necesidad de cordura que requiere el crecimiento desmedido del aparato del estado, tema en el que la Provincia de Río Negro gobernada por Alberto Weretilneck ha hecho muy poco y alentó medidas electoralistas y de contención gremial que aceleraron el deterioro.

 

Nos referimos a Roberto Zgaib, dirigente del PRO de General Roca que atinadamente propuso un “cepo al empleo público” suspendiendo los ingresos por doce años y con la firma de toda la dirigencia política. Nos permitimos sugerir otro aspecto como el no tolerar excepciones, ni siquiera las referidas a las plantas de educación y salud, que debieran salir del mismo exceso que hoy muestra la planta de personal a la que debiera re direccionarse mediante la capacitación


El conflicto se centraliza en la puja salarial empujada por la depreciación inflacionaria. El gobierno nacional arrancó con doce, sinceró a quince, hoy admite veinte y nadie se anima a comprarlo como techo. El gobierno rionegrino declamó quince como límite con un “no tenemos más”. La puja le llevará todo marzo, mucho más luego de la mojada de oreja que el Gobernador le hizo a la UNTER fijando la primera reunión de la paritaria el martes 27 de febrero, a tres días hábiles del inicio de las clases.


Prácticamente obliga al gremio a doblar la apuesta con paro y no inicio del ciclo lectivo. Esta coyuntura pareciera ser el objetivo del gobierno que ha hecho de la confrontación con los docentes un clásico del que siempre ha salido ganancioso, no solo en lo político sino en lo económico ya que alargando las tratativas, aplicando descuentos y fracturando en cuotas los acuerdos en medio de la inflación ha desembolsado mucho menos de lo pensado.


Una vez más el Plan Castello impregnó la atmósfera de humo, una especialidad del gobierno. Se licitó una etapa de las cloacas de Las Grutas, con dos oferentes, uno no llega a doscientos millones y otro supera los trescientos, en insólita diferencia. Allí mismo, en Las Grutas hace dos años se anunció la construcción del Hospital y no hay noticias. En la vecina Sierra Grande la empresa que termina los seis kilómetros de asfalto a Playas Doradas paralizó la obra por falta de pago. Hay una mezcla de humos que intoxica entre el Castello, las licitaciones inconclusas, las obras paralizadas y la quiebra de las contratistas de la obra pública.


Volviendo a Las Fiestas, la de la Manzana trajo una novedad política en forma de encuentro registrado por la prensa entre la senadora Magdalena Odarda y el Intendente Martín Soria que manifestaron hacerlo por coincidir en el rechazo a las políticas del gobierno nacional y provincial. En realidad Odarda comienza a preocuparse por el fin de su mandato como senadora y Soria quiera agrandar su base para encarar la gobernación el 2019. Por ahora no hay observaciones por parte de la senadora ambientalista al alineamiento del sorismo con la megaminería ni a la eventual utilización de la prescindibilidad para sanear el Estado. Rápido de reflejos Weretilneck salió a cruzar a Soria sobre la falta de seguridad en Roca, el crecimiento de los casos de droga y la falta de control por parte de guardavidas. En este último tema confundió el Canal Grande de Riego donde se registró una muerte y en el que está prohibido bañarse, con un balneario. Lo traicionó seguramente su origen cordillerano desconociendo que la monumental obra de César Cipolletti nunca consideró las actividades acuáticas. Puede pasar cuando se está con tantas cosas.


Un dato más para tener en cuenta en estos días de negociaciones: la inflación de la Patagonia es la más alta del país: 2.6 para enero. Otro más, la de febrero, con las tarifas y combustibles adentro amenaza ser mayor.


 

Comentarios

Video del día

Lo + Leído

Noticias Relacionadas