Análisis político por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

No hacía falta ser muy visionario para ver venir el conflicto por la Reforma Previsional. Meterle la mano en el bolsillo a los beneficiarios de la jubilación mínima era de una imprudencia política superlativa, tanto que por estas horas la única manera de encarrilar el proyecto es corregir ese tramo de la reforma y generar una compensación para los afectados que destrabe la iniciativa. Para el macrismo es otra pérdida de autoridad, para la marcha del país es otra señal de alarma sumada a la ya exasperante demora en la activación de la economía. Es bueno enfatizar que la Reforma Fiscal a pesar de su integralidad tiene un objetivo de corto plazo esencial para mantener la gobernabilidad y el poder electoral en la Provincia de Buenos Aires. Los gobernadores preservan sus ingresos pero facilitan su poder político para la aprobación de la Reforma, y Buenos Aires recibe el beneficio del recorte. María Eugenia Vidal no puede dejar de ser buena gobernadora, lo que requiere plata.


 El gobierno nacional hace esfuerzos para convencernos que todo va muy bien, al mismo tiempo que le hacen terrorismo a los que no apoyan sus reformas diciendo que si esto no se hace Macri no puede gobernar por más de un semestre. Así de bien estamos: no precisamente un mar de tranquilidad.


 La mayoría de los Gobernadores están sobre sus diputados nacionales, como semana atrás lo hicieron con los senadores. Todos, menos el de Río Negro que es un dirigente con partido propio, provincialista e independiente de los partidos nacionales que curiosamente no tiene nada para aportar por carecer de alguna de las ocho bancas nacionales con que cuenta la Provincia que gobierna. Esta circunstancial carencia no impide a Don Alberto Weretilneck hacer declaraciones sobre los incidentes que generara la hasta ahora fallida aprobación del proyecto. Fue gente de la oposición, dijo Weretilneck, con lo que se abrió una incógnita porque es muy difícil visibilizar a qué se refiere porque se ignora desde donde lo dice. Más tarde precisó que se refería al Frente Para la Victoria, luego de haber criticado la semana pasada al macrismo y su plan económico.


 La alegría de la concreción del préstamo internacional para el Plan Castello fue sucedida por la angustia de conseguir fondos nacionales para afrontar el fin del cronograma de sueldos de noviembre y cumplimentar el aguinaldo. Para completar noviembre recibieron adelantos de coparticipación que ahora se descuentan, y mientras estas líneas se escriben los funcionarios de Economía de Río Negro marchan hacia los proveedores de fondos Lebacs en mano, con la presión del aguinaldo cuyo pago fue anunciado para la semana entrante entre el 20 y 22.


Como la fábrica de humo no se puede detener el creador de HURSA (Humos Rionegrinos Sociedad Anónima) se apoderó de todas las cajas del Estado. No paga IPROSS, no paga IPPV, no paga ARSA, no paga SALUD, no paga Secretaría de Medios, no paga Obras Públicas, no hay viáticos para nadie, lo que incluye a Seguridad, Trabajo, Gobierno. Por esta razón nadie trabaja a la espera de la normalización. Una situación no muy diferente a lo que viene sucediendo los dos últimos años.


Pero HURSA no se rinde. Suplanta la falta de obras que no son más de seis o siete en toda la provincia con un esquema de multiplicación de eventos mediatizados en torno a esas obras. Se comunica y festejan las licitaciones, los inicios de obras, las suspensiones de obras, la reanudación de las obras, las entregas de las obras y la inauguración de las obras. Hace cuatro meses se incorporó a la venta de humo el ‘recorrido de obras‘. Los operarios de la construcción de los hospitales de Catriel y Allen ordenan ‘cuerpo a tierra‘ cada dos meses cuando se acercan el Gobernador y su Ministro de Recorrida de Obras, Carlos Valeri. (ex de Licitaciones y Obras Públicas). En el Aniversario de Cinco Saltos el gobernador le entregó al Intendente la copia del llamado a Licitación del Hospital, cuando un rollo de Higienol le hubiera sido infinitamente más útil.


Ya se sacan cuentas sobre los fondos del Castello en los porcentajes que le corresponden a los municipios a quienes se los demorarán un tiempo hasta las aprobaciones de los Concejos Municipales. Son unos doscientos millones de pesos, no muchos para la crítica situación, pero siempre bienvenidos en la escasez. Llegarán a las tesorerías municipales acorde con los pasos burocráticos y alineamientos políticos, mientras caen en el agujero negro y fagocitador de la Tesorería de la Provincia.


El titular de HURSA (AW) no se anda con pequeñas ante la dificultad. Prorrogó las licencias del juego sustentado en un renglón de la Ley de Emergencia económica, sin licitación, sin intervención legislativa por un promedio de 20 años más, hasta casi la mitad del Siglo XXI. Apoyó el Acuerdo Trappa Muncipalidad de Bariloche por 30 años más, negoció áreas petroleras hasta el 2030, fijó los vencimientos del Plan Castello para similar década. Habrá que repasar y adaptar aquella exitosa canción del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona titulada Señora de las Cuatro Décadas, que al parecer y por ahora es el tiempito por el que se extenderán los efectos de la presente gestión.


Este domingo Sierra Grande lleva adelante su Consulta Popular sobre la radicación de una Planta Nuclear. Un hecho político interesante en una provincia donde éstos escasean, con el agregado que se trata de una reivindicación de la autonomía municipal, una revalorización de la discusión de abajo hacia arriba que nutre genuinamente al sistema democrático. Es también un acto de sana rebeldía e independencia que pone a su impulsor principal, el Intendente Nelson Iribarren en la consideración provincial, protagonizando una decisión valiente que somete a la consideración de su pueblo. Se trata, además del pueblo del senador Miguel Piccheto, que apoya, y de un emprendimiento del gobierno nacional que forma parte de un Acuerdo Internacional suscripto por la entonces Presidente Cristina Kirchner y ratificado por Mauricio Macri. Todo esto estará en la consideración de este evento de democracia directa que ejercerá Sierra Grande. Elogiable y para tener en cuenta.


Trascienden las bases de un posible acuerdo de Weretilneck con la casa Rosada. El primer lugar de la fórmula para el 2019 sería para Cambiemos y el vice para Juntos. Una senaduría para Juntos (AW) y un mínimo de seis bancas provinciales. Si fuera así, como en los hundimientos, para Juntos Río Negro hay más náufragos que botes salvavidas, aunque los oficiales superiores estarían a salvo.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas