Por Marcial Biageti. 
Tamaño letra:

 

En 1940 los ejércitos de Alemania atravesaron en días la región de Las Ardenas y se adueñaron de Francia. En el Norte de Francia, Bélgica y Luxemburgo cuatro años más tarde, en diciembre de 1944, Las Ardenas iban a ser otra vez protagonistas con Alemania resistiendo el avance aliado y desatando una contraofensiva tan sorpresiva y secreta como desesperada.


De hecho fue la ofensiva final, Hitler atacó en medio de su retirada, entre bosques y colinas, procurando tomar Amberes, partir la ofensiva aliada y obligar a negociar para poder ocuparse del Frente Oriental ruso.


A escasos cien kilómetros de Amberes, Alemania detuvo su avance, sin combustibles ni municiones.


Fue victoria aliada con cien mil muertos por bando en dos semanas. Selló la suerte del Tercer Reich y los americanos e ingleses recuerdan la contienda no por la gloria de la victoria sino por sus grandes errores y pérdidas.


Cuando Don Alberto Wertilneck se hizo del gobierno de Río Negro tras la muerte de Soria en sesenta días invadió Las Ardenas. Liquidó y dividió al Partido Justicialista, se apropió de la renta petrolera y con ella financió la compra de voluntades opositores, financió su re elección.


Ahora en plena retirada se apresta al contraataque, el Alcalde de Santander prepara su ofensiva cuando nadie lo espera, en el mayor secreto, dispuesto a la batalla final para mantener el poder.


Transita el mismo camino de acumular poder económico que lo llevó al éxito. Negocia con rótulo de licitación áreas petroleras por cuatrocientos millones de dólares, se concentra en conseguir trescientos millones de dólares para el Plan Castello, negocia personalmente todas las deudas que genera la morosidad de su gobierno con empresas constructoras, proveedores, intendentes.


Tramita la continuidad de cinco mil millones de pesos en las licencias de once casinos. Contempla la privatización de Horizonte Seguros. Controla personalmente la operatoria de los Códigos de Descuento por planilla direccionados a préstamos a los empleados públicos, una masa de dinero de unos cuatrocientos millones de pesos anuales. Resumiendo, le sobra ejército, artillería y tanques para el contraataque.


Como ya hemos escrito en esta columna el Alcalde de Santander tiene variadas herramientas políticas a su alcance. La principal es la ausencia de oposición, y de alternativas que se visualicen como tales. Salvo la posición frontalizada, lineal y primaria de la Familia Soria con Martín como candidato instalado.


Con vientos contrarios a la consolidación de un peronismo unido en el país y en Río Negro, la incógnita está en el espacio no peronista en el que el Alcalde se siente amo y señor.


Sus armas: el gobierno, el financiamiento descripto y las decisiones políticas que dependen del Gobernador.


La primera de ellas es la fecha del llamado a elecciones en un turno donde se elegirá Presidente, diputados nacionales, senadores, gobernador, legisladores, intendentes y concejales.


Se estudia una eventual modificación a la Ley Electoral para implementar un balotage con un piso alto lo que facilitaría instalar un único frente anti Soria.


Se explora la fórmula Alejandro Palmieri con una mujer de Bariloche (¿García Larraburu?). Si bien el peronismo en la legislatura no lo consentiría, los votos propios de JSRN más algunos votos que ya fueron permeables al llamado de la esquina de Laprida y Saavedra formarían la mayoría necesaria.


En el mientras tanto hay que gobernar. En Modo Alcalde al salir de la Reunión de Gobernadores en la firma del Pacto Fiscal señaló que no hay que preocuparse por la posible disminución de recursos. Igual sostuvo frente a los reclamos gremiales por paritarias que no hay recursos para aumentos.


Todo indica que alentado por el éxito de su estrategia durante el fin de año pasado volverá a recorrer el mismo camino. Negar apertura de discusiones salariales alegando que no hay depreciación frente a la inflación antes que termine el año y luego postergar las definiciones hasta marzo. Cerrar mediados de abril y de esta manera ‘ganar‘ otro semestre, que sumado al similar del año pasado termina recortando un mínimo de diez puntos. Para legitimarlo se requiere de la bondadosa y desinteresada colaboración confrontativa de las dirigencias gremiales y sus edulcorados ‘planes de lucha‘.


La Central Nuclear sigue en el centro de la escena, ahora por la obstinada decisión del Intendente Nelson Iribarren de Sierra Grande que termina de convalidar el Concejo Deliberante aprobando una Consulta Popular para el 17 de diciembre. En el camino recibió el espaldarazo del senador Miguel Pichetto y la apertura de un canal de interlocución directa del Municipio Serrano con el gobierno nacional. Al mismo tiempo ingresó al Superior Tribunal de Justicia una demanda de prohibimus que realizó el dirigente barilochense Antonio Sánchez alegando la inconstitucionalidad de la ley que sancionó la prohibición de la actividad nuclear en el territorio rionegrino.


La secuencia judicial es una de las etapas evaluadas en reuniones nacionales en las que quienes participaron no pudieron ocultar su sorpresa al escuchar al Gobernador Weretilneck decir que apoyaría una declaración de inconstitucionalidad, tratándose de la misma persona que tres meses antes firmó e impulsó la ley en cuestión.


La ola de despidos en la geografía rionegrina es ininterrumpida desde un par de años y abarca desde el empresariado frutícola, comercios, industrias, medios de comunicación. Esta semana es noticia la cadena Saturno-Lucaioli con más de un centenar en Río Negro y otro tanto en Neuquén. Se agrega la incertidumbre sobre la suerte del Grupo Indalo de Cristóbal López en torno a Soda Solvay que involucra a cuatrocientos operarios. Como no hay elecciones a la vista el Gobierno de Río Negro toma nota a través de la Secretaría de Trabajo que se compromete a ‘que no se violen las leyes‘. Lo opuesto a Estado presente.


Cambiemos interactúa con el gobierno nacional que da señales de interesarse por Río Negro. Sergio Wisky articula estas acciones, al mismo tiempo que trascienden evaluaciones desde la Rosada por más alternativas. Se establece una conexión entre Bariloche y Sierra Grande a propósito de la Central Nuclear, que puede alumbrar consecuencias políticas en el corto plazo.


La definición de la Procuración que deja vacante Baquero Lazcano cobra más interés del específico por la posibilidad cierta que varios temas de la política aterricen en el último piso del edificio del Poder Judicial. Al menos así lo pronostica el Gobernador cuando diseña su contraofensiva para salir del incómodo lugar en que lo dejó el proceso electoral. Debe mostrarse erguido, optimista y en control. Dominando todos los frentes, sonriendo, como los boxeadores que acusan el golpe, y saben que la tienen complicada.  

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas