Por Marcial Biageti. 
Tamaño letra:

 

La febrilidad que campea este presente del país alcanza niveles insoportables. Estar acostumbrados ya no es barrera para no sorprenderse, ni siquiera la previsible agitación electoral está dentro de lo calculado. Todo se potencia a niveles increíbles, un tema desplaza a otro con la misma virulencia con que el anterior se instaló. La situación socio económica, la inflación y los niveles de pobreza siempre vigentes parecen pertenecer al pasado lejano. Ahora todo se centra en los reclamos mapuches, la desaparición de Santiago Maldonado y la situación institucional del país. Aunque nadie lo evidencia, el telón de fondo siguen siendo las legislativas que están solo a cinco semanas.


 La previa que significaron las PASO puso a todo el mundo en alerta. El mercado de pases políticos se aceleró, los posicionamientos son para el 22 de octubre, pero con el objetivo final en 2019. El peronismo deshilachado en tres vertientes sin liderazgos claros que se consoliden cede tiempo y espacio a Cambiemos que cuenta con el gobierno y la figura de Macri. Cristina Fernández visualiza al Senado como bastión de refugio político, no en relación a los fueros, sino a la supervivencia como cuota de poder que le permita maniobrar, y negociar, con el gobierno. Esta perspectiva agranda las posibilidades dialoguistas, y negociadoras de los gobernadores y todo el arco peronista no kirchnerista.


Ante este panorama resurge con vigencia el senador Miguel Pichetto quien se reiteró en este rol acompañando al despacho del Ministro Frigerio al Gobernador Weretilneck a su reunión de nueva etapa y necesarias paces con el gobierno nacional luego del incidente por la Planta Nuclear promocionada y no defendida por el rionegrino. Fiel a su estilo Weretilneck desde ese día no ha dejado de criticar y posicionarse en opositor al macrismo. Precisamente el jueves concurrió junto a su par neuquino Omar Gutiérrez otra vez al despacho de Frigerio, esta vez con el espinoso tema de la desaparición de Santiago Maldonado lo que se completó con la presencia de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich. En su modo opositor, Weretilneck declaró ‘no sé para que nos llamaron‘, tras proclamarse prescindente del tema no sin antes explayarse sobre algunos consejos, seguramente basado en la experiencia poco exitosa que exhibe con el policía Lucas Muñoz, primero desparecido y luego muerto en Bariloche sin rastros de responsables. Mientras el Ministerio de las Fugas de la Provincia, mal llamado de Seguridad, desarrolla la pragmática tarea de coordinar el apoyo electoral a JSRN de los prohibidos galgueros y allegados a las carreras de caballos. Primero es lo primero.


Los titulares podrán anunciar que siguen los cambios en el gobierno rionegrino cuando en realidad todavía no hay nada que merezca tal calificación. Esta semana se supo de la creación con rango de Secretaría del área de Niñez, Adolescencia y Familia, para lo que debe modificarse la Ley de Ministerios. Implicará un par de subsecretarías y otras tantas direcciones, o sea más burocracia para similares problemas e iguales respuestas. El Ministro Galli recurrió a un contratado desde un par de años como su número dos.


Los rumores arrecian. Si se consigue un compromiso de trabajo por parte de Carlos Valeri podría incorporarse a los despachos contiguos de la Secretaría General de la Gobernación. Muy improbable porque se estaría ante un milagro que sería poner a trabajar con continuidad al barilochense que ha quedado golpeado luego del cuarto lugar del gobierno en su ciudad. Se habla del cansancio de Isaías Kremer, a quien regañaron por transparentar optimismo por el aumento de la recaudación y pasar para el año entrante cualquier concreción sobre el Plan Castello. A propósito de éste último, recordemos que según los dichos de Valeri y el Gobernador faltarían escasos cincuenta días ‘para los primeros ladrillos‘. Kremer no lo visualiza más acá de ‘cinco meses‘, por lo que si hay ladrillos sólo habrá que pensar que pueden ser proyectiles destinados a las autoridades luego de las elecciones de octubre.


Esta realidad es la que complica el presente del gobierno rionegrino y achica las posibilidades de recambio. Ni un éxito en las Municipales de Maquinchao en las que termina de bajarse el peronismo aduciendo fraude en las reglas electorales podrá torcer la confusión que golpea al oficialismo, y retrae las voluntades para conformar la nueva etapa. No sobran las aceptaciones a sumarse al equipo.


Hay quienes consideran de gran riesgo caminar más o menos bien entrazado por la Plaza San Martín de Viedma, frente a la Casa de Gobierno. No se descarta que lo introduzcan, engañado, en el Salón Blanco y terminar al frente de un Ministerio. Para evitar tan enojosa situación hay quienes sugieren una Zona de Exclusión que proteja el perímetro de la Plaza y de esta manera aventar el peligro de un juramento forzado.

 

Finalmente tomó estado público la demorada propuesta de la empresa Casinos del Río que consiste en extender la licencia de siete casinos (Las Grutas, Viedma, El Cóndor, Cipolletti, Choele Choel, Roca, Catriel) por diez años, hasta 2032. La facturación anual ronda los trescientos millones de pesos por lo que la prórroga involucra a tres mil millones de pesos que llama la atención que puedan decidirse entre cuatro paredes entre la empresa y el gobierno. A cambio se ofrece la construcción de un complejo de entretenimientos e infraestructura hotelera y deportiva en el predio del Club Sol de Mayo en la Avenida Costanera.


Curiosamente, por usar un adjetivo suave, la negociación que comprende una inversión en el Club Sol de Mayo de casi quinientos millones, no se hizo años anteriores, sino se hace ahora bajo la dudosa vigencia de un Decreto Ley de Emergencia Económica votado en enero de este año por la Legislatura Rionegrina, que habilita a renegociar contratos sin acudir a la licitación. Un tema que se las trae en varios aspectos, sobrando para poner en duda el espíritu legislativo de autorizar esquivar la compulsa pública cuando para adquirir leches, frazadas o colchones por un monto tres mil veces inferior se requiere una licitación pública.


Mientras el gobierno rionegrino pretende remontar la cuesta con un triunfo en las municipales de Maquinchao, el Intendente de Villa Regina Daniel Fioretti abandonó el oficialismo de Juntos y se sumó a Cambiemos. También se habla de Raúl Hermosilla de Comallo. Ambos tienen una Claúsula de Rescisión muy baja, solo apta para hacer algo de humo. El tema es que hasta ahora el único que hacía humo, y del bueno, era el Gobernador. Ya no está solo. 

Comentarios

Video del día