Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

La mayoría de las veces no es tan complicado explicar cómo suceden las cosas. La demora en la reactivación económica viene tensionando todas las situaciones, y el gobierno nacional se aferra a señales que no pasan de décimas que sustentan un optimismo tan tenue que se le hace difícil ocultar la complejidad de la situación.

 

Comenzamos a crecer, las señales son buenas dice el Presidente de la Nación en el acto del Día de la Bandera en Rosario, remitiéndose al cero coma tres por ciento en el primer trimestre. Al otro día es noticia el cierre de dos empresas con mil despidos. Ni Durán Barba puede vender una lectura positiva de estos hechos. Esta semana la expectativa macroeconómica se centró en la calificación de la economía argentina con el macrismo dejando trascender que accederíamos al escalón superior de país emergente. Fuimos para atrás, para colmo con el argumento de la demora en atacar el creciente déficit fiscal y nivel de endeudamiento a lo que se suma la incertidumbre electoral. Subió el dólar, se encareció el crédito y tuvimos un miércoles negro con una baja de cinco puntos en los títulos de Bolsa. Todas las operaciones de crédito entraron en observación, con las tasas en alza.


 En medio de este proceso quedan tomados por la tormenta perfecta todos los pedidos de crédito de las provincias necesitadas de pagar en tiempo y forma los sueldos de junio y los aguinaldos. Allí vamos los rionegrinos con la demanda de monetizar unos mil seiscientos millones por sobre la recaudación que se espera entre el diez y veinte del mes de julio. Con el agregado de cuatrocientos millones más para cancelar letras que vencen a mediados de julio.


Además de plata, el gobierno que encabeza el Alcalde de Santander (nos referimos a Don Alberto) no tiene un gramo de pesimismo. La Cadena de la Felicidad solo está programada con buenas noticias, buenas promesas o en su defecto con buenas explicaciones. Nunca un error o una rectificación de rumbo, jamás una renuncia, siempre la basura debajo de la alfombra con la responsabilidad para los que estuvieron antes, del gobierno nacional o de los que no están de acuerdo. Las promesas y los platillos se mantienen girando con la toma de deuda a razón de más de doscientos millones de pesos mensuales, un déficit que se arrastra desde hace más de dos años y que a fines de julio redondeará diez mil millones de pesos con más dos mil quinientos millones de deuda interna entre proveedores, contratistas de Obra Pública y entre otros organismos del mismo gobierno. La Tesorería le debe al IPROSS, a Horizonte Seguros, al IPPV, a las Empresas Públicas. La mayoría de las constructoras ya llevan noventa días de atraso con sus certificados, con las principales inmovilizadas por la investigación penal sobre la operatoria Techo Digno. Sólo se salvan del parate total las que tienen en sus certificaciones parte de fondos nacionales.


Poca actividades más especulativas que la política, en la que apostar al los acontecimientos futuros es parte de su arte. Como en los temas de mercado cuando hay pocos compradores es porque no hay plata o se duda de la calidad del producto. En Juntos Somos Río Negro se pelean para no ser candidatos a la única Diputación Nacional disponible. Es más, la noticia es por la negativa a serlo del vicegobernador Pedro Pesatti y el jefe de Bloque Alejandro Palmieri, más allá que este último haya quedado ‘exhausto‘ luego de la media docena de sesiones de este año entre las que se destaca la realizada para endeudarse por el Plan Alberto Por Siempre (también llamado Castello). Todo indica que el nombre saldrá de los que peyorativamente se denominan ‘segundas líneas‘ del gobierno como la titular de Educación Mónica Silva o el del IPROSS Claudio Di Tella. Si fuera esta la opción se estaría eligiendo entre el sector trabajador del gobierno (Weretilneck, Silva, Kremer) y el sector ‘disfrute continuado‘ entre los que se anotan como top five Di Tella, Carlos Valeri, una veintena de legisladores oficialistas y varios más que no podemos mencionar por temor a alguna represalia.


Los que hicieron algún ruido como para justificar un par de titulares en los medios fueron los de Cambiemos con conflictividad aportada por la UCR. Está visto que en Río Negro el macrismo aun no llega ni a conseguir conflictividad lo que es una señal de su incipiente estado en formación. El intento del Intendente de Sierra Grande Nelson Iribarren fue neutralizado con un llamado de la Casa Rosada, como en su momento lo hacía con los suyos Cristina Fernández. Así la entente Cambiemos, UCR se aferrará esperanzada a la nacionalización de la campaña con el objetivo que la polarización la ubique en torno a quince puntos lo que motivará un comunicado que bien podría estar ya escrito y que comenzará diciendo ‘venimos desde el abismo y ahora estamos en carrera para el 2019 en la búsqueda de un país mejor‘.


La Coalición Cívica gira alrededor de la senadora Magdalena Odarda que ahora ni siquiera acompañará el ARI UCR de Jorge Ocampos, Daniela Agostino y Bautista Mendioroz que se hicieron del espacio que construyera luego de una década Magdalena Odarda y ahora migraron con las bancas, cargos, sueldos, subsidios e ideología hacia el macrismo.


Este hecho está injustamente ignorado por las crónicas políticas y policiales ya que no hay antecedentes en la corta historia rionegrina de semejante mejicaneada. Sin duda es material para otra columna. Lo cierto que allá va Odarda para tratar de hacerse un espacio en Diputados, neutralizando la acusación que defrauda a los que la llevaron al Senado por seis años, ahora prometiendo mayor espacio para su sector.


Por ahora solo queda observar las encuestas - propaganda que deja trascender el gobierno provincial y que obviamente las encabeza holgadamente por tratarse de uno de los pocos rubros a los que no ningunea con los pagos.


Según esos guarismos Juntos Somos Río Negro orilla cincuenta puntos, y allá lejos, cabeza a cabeza Emilia Soria y Magdalena Odarda con veinticinco. Cierra el marcador Cambiemos con ocho puntos. Pagar panfletos sería más digno.


Todas las miradas convergen sobre la situación económica.


Es allí donde las palabras dejan de tener valor y los análisis rezuman inutilidad. Neuquén entró a los préstamos antes de la semana negra y paga sueldos y aguinaldos el 4 y 5 de julio. El acertijo es cuándo lo hará Río Negro.


Primer tema de campaña para los candidatos la semana que viene. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas