Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Dice la creencia popular criolla que el paisano tiene dos tiempos: uno para pensar y otro para seguir pensando. Tal parece ser el caso del Gobernador de la Provincia de Río Negro, Don Alberto Weretilneck que últimamente se le ha dado por contestar sobre temas de actualidad diciendo palabras más o palabras menos, primero lo que piensa y, segundo, que lo seguirá pensando. Esta semana ante la posibilidad de una consulta popular por la radicación de una planta nuclear en el territorio rionegrino afirmó: estoy de acuerdo (con pausa: primer tiempo) siempre que sea en la zona de impacto (cierre: segundo tiempo).

 

El concepto ‘zona de impacto‘ tiene un tufillo bélico que debiera evitarse en tan espinoso tema. Similar razonamiento debiera aplicarse a los asambleístas de Viedma convocados en la Catedral de la Capital para manifestar su oposición a la radicación de una planta nuclear en la costa rionegrina, que decidieron una marcha para el 9 de agosto próximo, fecha del bombardeo atómico sobre Hiroshima. Es el día del impacto, en lenguaje del Gobernador, sobre la ciudad que fue elegida por ser nudo de comunicaciones, industrial y militar. La bomba fue arrojada desde un bombardero B-29 desde casi nueve mil metros, explotó a las 8.45 horas a seiscientos metros de altura a un par de cuadras del blanco señalado, un puente sobre una bifurcación del río que atraviesa el centro de la ciudad. No quedó nada once kilómetros a la redonda con doscientos mil víctimas; cinco días después Japón se rindió.


 Volviendo al presente habrá que preguntarse que se entiende por una consulta acotada a la ‘zona de impacto‘ en la concepción gubernamental. Tal vez sea interrogar a los habitantes de los campos vecinos a la radicación, o tal vez treinta kilómetros a la redonda. Algo que es seguro, el gobierno tendrá la aprobación medida y asegurada previa a la consulta. Ya se sabe que nadie se suicida en política.


Si no miremos la elección en la Defensoría del Pueblo, que esta columna desde el primer día anunció que recaería en Adriana Santagati, a pesar de los dos tiempos que aquí también funcionaron. Haremos la selección de acuerdo al procedimiento y nos tomaremos todo el tiempo, dijo el Gobernador. Un ramalazo de política real, pragmatismo al palo, donde las formas y las instituciones tuvieron el peso similar a una bolsa de plumas. Una alerta para lo que puede venir con la pretensión de implementar el Plan Alberto Para Siempre que está en sus primeras etapas, con el Plan Castello como mascarón de proa.


Ningún Intendente se llevó plata para la casa dijo en su ‘primer tiempo‘ Weretilneck refiriéndose a la investigación federal sobre la operatoria de viviendas Techo Digno. Salvo en General Roca, donde la plata del anticipo no sabemos dónde está, agregó en el ‘segundo tiempo‘ apuntando al Intendente Martín Soria. Está todo bien, pero si lo dice la investigación judicial mucho mejor. Sobre certificar sin control de acuerdo con los empresarios puede ser correcto a ojos del Gobernador e incluso de la Justicia, pero hay que demostrarlo. Lo mismo sucede con los fondos que para continuar con ese plan envió la Secretaría de Viviendas antes de fin de año y se utilizaron para pagar sueldos mientras el IPPV aducía faltante de documentación por parte de los Municipios. Se trata de defraudación de fondos públicos que habría que investigar, y nadie lo hace.


El tema remite al papel de la oposición que en aras de construir consensos constructivos acuerda designaciones, le allana los caminos para las mayorías especiales al gobierno y se divide, o lo que es lo mismo, se ausenta de los temas centrales en que debiera marcar los límites e incluso acudir a los estrados judiciales.


Lo dijo el legislador Nicolás Rochas, divididos solo somos funcionales al oficialismo. Hay temas en los que votar fraccionados está más cerca de la connivencia que de la oposición constructiva, sobre todo cuando se trata de proyectos de contenido económico o cuotas de poder en Organismo de Contralor que sin oposición son aguantaderos complacientes con sueldos de primer mundo.


Los médicos tendrán su equiparación y llegarán a la igualdad (primer tiempo) pero recién en el año 2018 (segundo tiempo) dijo el Gobernador dando por cerrada y explicada la situación que le deja paralizados los médicos de los hospitales.


Los dos tiempos se aplican a la cuestión electoral. Juntos Río Negro presentará sus propios candidatos (primer tiempo) y el 22 o 23 a la tarde anunciaremos los candidatos (segundo tiempo. A esta altura el manejo de los dos tiempos no deja de ser un sistema de comunicación que tiende a transmitirle al común de los mortales que hay que adaptarse a las reglas de juego que fija, y explica, quien está en ejercicio del poder. Que por supuesto lo hace en función de sus intereses y principalmente abonando la continuidad en esa situación, aunque recurrentemente se enuncie que el bienestar de los rionegrinos es el central y excluyente objetivo.


Hablando de ello, del bienestar de los rionegrinos, hay que recordar que se termina de escapar otro preso importante en Bariloche (Bonefoi) en lo que ya es una marca registrada del gobierno. Termina de fracasar y suspenderse el procedimientos para normalizar la deuda con la AFIP de toda la actividad frutícola (mil trescientos millones de pesos) mientras los funcionarios se liquidan dos tercios de sueldos en negro para no pagar impuesto a las Ganancias.


Por suerte el gobierno nacional dio marcha atrás en el tema de las pensiones por incapacidad. Sin dudas hay que emprolijar el sistema, pero no cortarlas y luego mirar a quien se perjudicó, Una barrabasa...


Como los soldados japoneses cuando se retiraban de China a los que sus superiores alentaban diciendo que avanzaban en sentido contrario para que no decayeran en su ánimo. Sería bueno que el gobierno nacional usara las marchas hacia adelante y no tanto las reversas.


El índice de desocupación pasa los dos dígitos en los principales centros urbanos del país, la recesión sigue golpeando, ahora con las elecciones por delante como una barrera que hay que superar para comenzar una nueva etapa.


Mientras el Presidente tuvo una muy buena reunión de casi tres horas, almuerzo incluido, con Sampaoli, donde un tema de coincidencia fue la velocidad de Angelito Di María.

 

La realidad suele ser inexplicable e indigna. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas