Por Marcial Biageti. 
Tamaño letra:

 

El anuncio de la construcción de una Planta de Energía Nuclear en Río Negro es trascendente. Por el impacto de una obra de esa naturaleza, por la historia de la Provincia en este tema, por la indudable jerarquía del inversor, una potencia mundial. Como lo afirmara el Gobernador Weretilneck parece una señal del destino ya que desde la década del cincuenta Río Negro alberga esta actividad que ubica a la Argentina en el lote de arriba entre los paises que la dominan.


 Desde nuestros artículos definimos a Río Negro como tierra amiga para el gobierno de Macri. Macriprovincia, titulamos.


Nada es casualidad, se trata de la misma tierra en la que el Presidente pernocta en la mansión del magnate inglés Joseph Lewis a quien frecuenta hace más de quince años. Y a quien admira desde varios ángulos, entre ellos haber forjados su fortuna con tesón desde cero. Lewis arrancó como mozo en Londres, luego propietario de discoteques y restaurantes, más tarde financista y emprendedor inmobiliario, hoy propietario del poderoso club inglés Tothenham entre trescientas empresas diseminadas en el globo. No sé porque lo atacan, disparó sorpresivamente sin que nada lo justifique, el Presidente en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

 

Lewis es principal accionista de Pampas Energy la empresa de energía que maneja Marcelo Mindlin, junto a Petrobras Argentina, Transener y otras empresas del rubro energético. Mindlin estuvo junto al Presidente en esta gira a China y Japón, afirmando ‘hay que invertir y hacerlo ya‘ o ‘como empresarios aparecemos cuando invertimos‘. Elegido el ‘emprendedor del año‘ Mindlin explotará la hidroeléctrica que desde El Bolsón llevará energía a la mansión de Lewis y abastecerá el Sistema Interconectado Nacional.


A Lewis le costó concretar su iniciativa de construir un aeropuerto en las cercanías de El Bolsón. Lo suplió de dos maneras, Con un moderno helicóptero cuyo viaje más frecuente es desde el aeropuerto de Bariloche a su paraíso cordillerano. Un viaje que le costó un dolor de cabeza y alguna denuncia a la Unidad Presidencial de traslados aéreos de Presidencia por llevar a Macri y familia sin los trámites pertinentes. La segunda manera que encontró Lewis de tener su propio aeropuerto patagónico es construyéndolo en una superficie de un par de leguas cuadradas a la orilla del mar a treinta kilómetros de Sierra Grande. En un llamativo trámite tan secreto como irregular se utilizó de comitente a Viarse SA, la empresa vial del Gobierno de Río Negro. Una llamativa construcción, casi una mansión de perfil hawaiano, se destaca en medio de la bucólica y desierta meseta que mansamente se introduce en el mar. La Fuerza Aérea Argentina lo habilitó, tiene casi dos mil metros de longitud, un lujo casi de película que volverá a ponerse de moda al calor de à.. la energía nuclear.


Efectivamente, una central requiere mucha agua. A la Provincia de Río Negro le sobra. En el Río Limay, en el Río Negro. Pero en estos excepcionales cursos de agua dulce sobran represas, zonas pobladas, cultivos. Las miradas se centran en la costa del mar, en el Golfo de San Matías, cerca de Sierra Grande, a la vera de la propiedad (y el aeropuerto) de Lewis.


Argentina tiene dos centrales a cien kilómetros de la Capital, Partido de Zárate, Lima es el pueblo (Atucha I y II). La primera hizo punta en Latinoamérica en 1974. La tercera está en Embalse, Córdoba.


Francia tiene el 90 por ciento de su energía de origen nuclear, Hay más de 400 en el mundo. Una primera central requiere, como se dijo, cuatro mil puestos de trabajo durante unos cinco años. Ochocientos operarios calificados durante un mínimo de treinta años. Y una primera supone crear ventajosas condiciones para una segunda o tercera.


Se estima en casi ocho mil millones de dólares la inversión.


La visita de Macri a China siguió los pasos de lo ya firmado y comprometido por el gobierno anterior. Había que ir a China porque la presión de ese país requirió señales de cumplimiento, bajo pena de cortar el financiamiento de los préstamos vigentes. Antes, y durante la campaña, se descalificó la variante China hasta que se tomó conciencia de estar ante hechos irreversibles y consumados. Se tachó de corrupta la adjudicación de las Centrales sobre el Río Santa Cruz y se instruyó su anulación.

 

Hasta que se transparentó que la adjudicataria IECSA de la familia Calcaterra Macri estaba asociada a Electroingeniería y Lázaro Báez. ¡Sorpresa! A IECSA la compró Marcelo Minddlin, el ahijado emprendedor de Lewis. Ahora las centrales se construirán.


De Pekin a Lago Escondido sin escalas, Río Negro busca su destino nuclear. Esto recién comienza, falta que corra mucha agua bajo los puentes, o en las playas del Golfo de San Matías. Tanta como la que hace falta para refrigerar un reactor nuclear durante treinta años. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas