Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Si hay algo que no se puede dejar de hacer en política es subestimar la importancia de todos los momentos, grandes, pequeños, gratos e ingratos.


Esta máxima está perfectamente internalizada por el gobernador Weretilneck a quien desde hace un tiempo lo hemos relevado de la calificación de Alcalde de Santander por su tendencia a ponerse por encima y afuera de las cosas que suceden en la provincia que gobierna, y especialmente las que le pasan a sus gobernados.


Pero la naturaleza es poderosa y a l mandatario le es difícil sustraerse a su condición de Alcalde.


En este modo volvió a colocarse cuando le preguntaron por el papelón del envío de víveres electorales en el Tren Patagónico que por error se remitieron a la intendencia de Jacobacci una semana antes de las elecciones de este domingo.


Sin ponerse colorado el Gobernador, en modo Alcalde, se limitó a definir como “un error”, evitando definir de quien se estaba hablando.


Lo cierto que estamos ante un tema grave, porque hay varios delitos juntos. Además del electoral estamos ante un género de la defraudación y un abuso de autoridad acompañado de incumplimiento de los deberes de funcionario público.


El ministro de Desarrollo Social precisó que ‘hay que tener en cuenta las emergencias de la zona‘.


Lo de Weretilneck y su ministro Fabián Galli es tan creíble como las aclaraciones de Daniel Scioli sobre las fotos de Sofía Clerici desnuda en su celular.


El tercero en discordia terminó siendo el intendente de Jacobacci, Carlos Toro, que lo tomó como una afrenta a la dignidad de los jacobaccinos, pero salvando al gobernador sobre quien aclaró ‘no creo que haya sabido de esto‘.


Toro piensa en el día después de la elección. Demás está decir que si Weretilneck lo sabía es responsable directo y si no sabía, como sugiere Toro, es responsable por sus funcionarios.


Esta semana que pasó el Gobernador alternó con el Primer Ministro de Italia Sergio Mattarella de quien fue anfitrión en Bariloche.


Cuando estas líneas se publiquen estará en Emiratos Árabes camino a Pekín en la delegación que acompaña al Presidente Macri en busca de inversiones.


Al margen, mientras la economía argentina no de señales claras de recuperación y salga del monumental déficit fiscal las únicas inversiones seguirán siendo las financieras, que se llevan todo y no dejan nada.


Los treinta empresarios que trajo Italia se comprometieron con sesenta millones de dólares, una plata que conseguimos vendiendo a Lucas Alario y Darío Benedetto, los goleadores de River y Boca. O que Lázaro Baéz repatríe el diez por ciento de lo que sacó del país.


Pero volvamos a enfocarnos sobre la semana de Weretilneck que es toda una muestra de su estilo y de su capacidad.


Presidió en Viedma reuniones sobre su nuevo juguete y objetivo político preferido; el Plan Castello.


Luego marchó a la Región Sur para apoyar a sus seguidores ante las elecciones del domingo.


Luego, como dijimos, dedicó más de un día a la recepción de Matarella en Bariloche.


De allí verificó que su maleta estuviera lista para la semana que junto al Presidente pasará del otro lado del Globo.


La indudable capacidad de trabajo del gobernador complementa la natural empatía con que actúa frente a la gente.


Siempre enriquecida por una afirmativa resolución a los requerimientos, sin distinción de gremios, personas, funcionarios, empresas o instituciones.


Completando el elogio, digamos que presta similar atención a los problemas sin distinción de su volumen o envergadura.


De allí que su gabinete es inamovible, inmodificable, sólo tiene que guardar el grado de lealtad que consiste en no llevarle problemas al jefe.


Todo lo demás, que incluye la capacidad, pasa a segundo plano.


El bochorno de Jacobacci fue registrado como era de esperar por los medios nacionales. La Fiscalía de Investigaciones Administrativas cuyo titular es Marcelo Ponzone que hace años viene controlando el accionar del Ministerio de Desarrollo Social obró rápidamente, requirió la documentación pertinente y ante la falta de respuesta ingresó la denuncia penal al Ministerio Público por ‘obstrucción funcional‘ según el artículo 241 Inciso 2do, solicitando además el secuestro de documentación.


Jacobacci es solitario bastión radical, una trinchera histórica de la Lista Tres y enfrenta en soledad al gobierno y al Frente para la Victoria por la renovación de concejalías.


Hay elecciones en ocho localidades más, pero lo que sucederá en Jacobacci será excluyente, especialmente porque el gobierno estrena su partido Juntos Somos Río Negro al que apoyó desmesuradamente con recursos de todo tipo, entre los que quedaron abandonados en la estación de trenes, módulos alimentarios, colchones, chapas y toda la parafernalia con que se compran los votos respaldados en los fondos públicos. Nadie se quiere hacer cargo.


Por el estilo del gobierno provincial, seguramente se resolverá al regreso del gobernador desde Pekín, quien minimizará ‘el error‘ y aguardará la investigación judicial.
El caso del ex Legislador Rubén López preanuncia su conducta ante este tipo de hechos.


Antes de la partida a China trascendió que el financiamiento de dos Usinas Nucleares será uno de los objetivos. Una de ellas se localizaría en Río Negro y se estima que en Sierra Grande. Curioso destino chino el de esta sufrida localidad que también parece ser destinataria de megaproyectos complejos.


Así fue con la explotación del hierro durante los gobiernos militares y la fracasada última gestión de una empresa china en Hiparsa, que se actualiza con la posible radicación de la Central.


Paradojas de este tiempo: en la vecina San Antonio hay revuelo y rechazo a la contaminación por los residuos de la explotación de los langostinos.


La mayoría de los municipios rionegrinos, incluyendo Sierra Grande, rechazan la explotación nuclear.Pero para todo eso falta.


En la noche del domingo Macri estará atento a lo que más le preocupa de Argentina, el resultado del clásico Boca River, que le insumió unas tres horas de su tiempo presidencial con un almuerzo en la Casa Rosada con Guillermo Barros Schelotto.


Weretilneck preguntará por las elecciones en su provincia.


Para ellos será la madrugada del lunes, y si hay motivos de festejos tendrán que aguardar hasta el mediodía por una copa de champagne. Dicen que en Chino al champagne se lo solicita como Chan Don. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas