Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Ahora sí que comenzó el año, quinta a fondo con sandunga por todos lados. El gobierno nacional con el discurso del Presidente Macri le puso ostensible actitud, eligió enemigos y marcha a suerte y verdad de cara a las elecciones legislativas de octubre. Un ingeniero que apela a la filosofía zen: ‘la inmensa red afectiva que es un país‘, necesitamos ‘trabajar unidos y creer que somos la generación que vino a cambiar la historia‘. Macri arenga a sus funcionarios recomendando leer el libro La sonrisa de Mandela (John Carlin), ‘pasó treinta años preso y salió sin resentimientos‘. Insiste que cuenta con ‘el mejor equipo de gobierno de los últimos 50 años‘. Se refiere a los que diseñaron la modificación de tarifas, el proyecto de ganancias, la anulación del feriado del 24 de marzo, el recálculo de las jubilaciones, la compensación del Correo, las rutas de Avianca. A los que colocaron el 17% de inflación en el presupuesto en curso.


Las cosas van como se ven. Bien para el gobierno, muy mal para la oposición. Bien y mal a la vez, como una soga trenzada con hilos de diferentes calidades. Mienten quienes dicen que solo van bien o que solo van mal. El problema es de qué lado cae la bondad y de cuál la maldad.


Mal asesoramiento es centrar las esperanzas en 17 puntos de inflación. Todos saben que el 17 es ‘desgracia‘ en los sueños de la quiniela, y que allí nomás, cerquita y con más probabilidades de acercarse a la realidad están el 20 ‘la fiesta‘, el 21 ‘la mujer‘ o el 22 ‘el loco‘.


El 17 no lo quiere nadie, los docentes, la UOCRA, UPCN, bancarios, nadie. Lo hemos escrito ya, la soga se estiró demasiado al no corregir en el segundo semestre del año que pasó que terminó con una inflación de 40 puntos. Ante una perspectiva de más de 20 para este año cerrar en menos de 25 es aceptar bajas salariales. Y en un año electoral, con lo que el conflicto está planteado.


De todas manera los gobiernos siempre tienen las de ganar frente a la inflación, con lo que la soga se va a tensar pero finalmente los acuerdos llegarán. Mientras, el gobierno le tira los caballos a los gremialistas y la oposición, confrontándolos con la sociedad y haciéndolos responsables del descontrol de la última década.

 

Populismo y corrupción frente a cambiar y crecer se simplifica como mensaje electoral, confiados en que triunfarán sobre los ‘que regalaron presente y les robaron el futuro‘.


Paro


Paro es la palabra más usada de estos días. Para el fútbol, para la CGT, para la CTA, paran los docentes. En realidad moviliza la CGT y CTA, pero para hacerlo hay que parar. El primer gran paro nacional está anunciado para antes del fin de marzo. En lenguaje gremial, hablemos y negociemos que no queremos parar. La argentinidad al palo.


En el pago chico se replica el sainete nacional con las características aldeanas cuyo nivel lo ponen protagonistas diferentes. El gobernador en su discurso de apertura de las sesiones legislativas retomó su ‘modo Alcalde‘, un papel que le sale naturalmente. Toda la desgracia actual de la provincia viene de los desaciertos y demoras del plan económico del gobierno nacional. El Río Colorado se convierte de esta manera en el lugar en que el gobierno rionegrino muda de ropa y discurso. Crítico de Macri y con traje verde de Juntos Somos Río Negro al sur del Colorado y adulador del Presidente con traje amarillo PRO al norte.


Puso énfasis en el Plan Castello. Un apellido con historia por tratarse del primer Gobernador Constitucional que imprimió una visión de futuro, con ideas y acciones a Río Negro. Quien decidió ponerle ese nombre al Plan puede terminar muy culposo, ya que la suerte del mismo quedará asociada al impoluto nombre del exmandatario. Los descendientes de Castello deberían estar con un dejo de preocupación, y sería de buen recaudo si fueron consultados previamente.


El gobierno con la zanahoria de los potenciales 500 millones de dólares junta votos legislativos para su aprobación. Termina de sumar al Frente Progresista quienes fueron cautivados por el ambicioso programa de obras.


Ya que estamos en el tema de dinero y alineamiento de voluntades se termina de cerrar la brecha que se había abierto de mala manera entre el gobierno y el Grupo de Editorial Río Negro con el IUPA, el emprendimiento cultural universitario que tiene asignado en el presupuesto rionegrino 146 millones de pesos. Debemos recordar que el Gobernador decretó un día domingo de febrero reducir la mitad de esa partida molesto con una publicación que hablaba del déficit de las cuentas provinciales.


Mejor postal no se puede mostrar. Un Grupo Económico que utiliza la presión mediática negociando apoyo editorial a cambio de dineros públicos. Un gobernador que además de alinear opinión con el dinero público utiliza el decreto como arma para mostrar su indignación dominguera. El comunicado que da cuenta de la paz pactada restableciendo el funcionamiento del IUPA parece redactado por el Consiglieri de Vito Corleone.


Al mismo tiempo se suman a los parados mencionados más arriba de esta columna los fruticultores con el Frutazo en la rotonda cipoleña en el límite con Neuquén. Los chacareros regalaron fruta como protesta ante la falta de respuestas, sitiados por la crisis, el retraso cambiario, la presión impositiva y los costos laborales. Ya que estamos en tema, el gobierno de Río Negro le da más respuesta presupuestaria a la compra de línea editorial benevolente que a mil familias productoras.


Por suerte se pudo encaminar el preocupante tema de las ratas que pululan en el edificio del Poder Judicial. Qué bueno que tomó estado público ya que desde hace mucho tiempo que se sabía que habitaban ratas allí. Es un comienzo, pero no será tarea sencilla erradicarlas ya que gozan de una inmunidad biológica que las hace inmunes a tratamientos tradicionales.


La semana que pasó fue muy corta por el feriado de Carnaval, ésta que viene los será por el Carnaval de Paros. Una desgracia, entonces juguemos al 17. El gobierno no acierta, por allí la suerte es para nosotros.  

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas