Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Una semana, la que dejamos atrás, que tuvo todos los condimentos de lo que va a ser el año. Anuncio de paro general con movilización para el 7 de marzo, explicaciones en el Congreso por el affaire del Correo, fracaso de la paritaria docente en Buenos Aires, el Presidente en España. Todo alcanza un clímax y queda en suspenso por el megaferiado de Carnaval. Con la primera semana de marzo tendremos el conflictivo, y decisivo, 2017 desplegado frente a nosotros.


El marco general sigue siendo complejo, con una inflación pronosticada en baja y con índices que muestran lo contrario. “Vienen tres meses más altos de lo previsto pero luego bajará”, termina de afirmar el Presidente de Banco Central Federico Sturzzeneger. Es lo mismo que decir que “en este rubro seguimos complicados”. Lo que desembarca en medio de la discusión de las paritarias en las que el gobierno exhibe la perspectiva de una baja inflacionaria que cuesta asimilar como posible.


La madre de las batallas apunta a ser la discusión con los docentes de la Provincia de Buenos Aires. Los gremialistas vienen con acciones de guerra, dijo un funcionario de María Eugenia Vidal, mientras los gremialistas observan los fallos que legitiman los descuentos por los días de paro, con lo que se posiciona el gobierno para la confrontación. No se descarta un aumento por decreto con la propuesta de un 18 por ciento fraccionado en cuatro partes más una cláusula gatillo para compensar lo que supere el porcentaje fijado. A eso habrá que agregar una campaña para descolocar a los docentes frente a la sociedad. Lo más parecido a dos ejércitos un día antes de la batalla, un escenario cuyos efectos se harán sentir en todo el país y en otras actividades.


La agenda presidencial llevó al Presidente Macri a España, con un conjunto de anuncios y presencias empresarias como para concluir que el país vuelve a caminar los escenarios de los que nos habíamos retirado en mala forma. Las imágenes son buenas, los anuncios auspiciosos, la puesta en escena es correcta e impactante, pero sucede que ni Rajoy ni el Rey Felipe votan en La Matanza. Esta no es razón para menospreciar el paso dado ni mucho menos minimizarlo, porque además de necesario seguramente rendirá frutos en el corto plazo. Pero no debe llevar a asociarlo a beneficios inmediatos ni confundirlo con acciones que tuerzan el confuso presente.


Quien sí tiene motivos para exhibir logros diferentes y con efecto en el corto plazo es el Gobernador Alberto Weretilneck, quien fue nada menos que el único mandatario provincial que formó parte de la comitiva de Mauricio Macri. A la hora de los protocolos imperiales madrileños Rio Negro en la persona de su Primer Mandatario dijo presente con el Primer Ministro Mariano Rajoy a su lado y los Reyes de España en la cercanía. Si fuera posible explorar las especulaciones de Weretilneck en ese instante seguramente sus pensamientos estaba centrado en dos cosas; que el gobierno nacional agilice el trámite de refinanciación de la deuda vencida y que autorice el préstamo de 500 millones de dólares para el promocionado Plan Castello. En este último rubro con una consideración sobre el monto; que la autorización no sea recortada en más de 200 millones. Recordemos que Entre Ríos pidió lo mismo (500) y le autorizaron la mitad. Pero el gobernador de Entre Ríos no viajó con el Presidente.


No es de extrañar que las especulaciones gubernamentales rionegrinas fueran más allá. Por ejemplo recordar que la mayoría de la obras prometidas por la renta petrolera están retrasadas o sin iniciar por la falta de presupuesto. En castellano básico la plata se fue en el desmanejo salarial. De aprobarse la refinanciación, asegurada la continuidad del Banco Patagonia y aprobado el endeudamiento del Plan Castello la bicicleta no solo se endereza sino que alcanza tal velocidad y embale que puede transportar a quien la tripule hasta un próximo periodo de gobierno. Simple, contundente y audaz la combinación de frac con bicicleta. Simple porque prometiendo adhesión, buena letra y modestia, sumadas al mínimo costo de alquiler un frac en 180 euros hace la estrategia más que creíble. Contundente porque se puede ejecutar con listas compartidas en las Legislativas que se vienen. Y audaz porque ata su suerte a la del macrismo en un momento donde cualquier mortal no sólo esperaría un poco, sino que no descartaría poner distancia. Aunque en el medio está el déficit de las cuentas rionegrinas que lo llevan al Gobernador a colocarse con igual prestancia un frac o la capa de Batman pintada de amarillo con tal de quedar bien con el gobierno nacional.


Hay dos runrunes de estos días. Sigue en la picota la empresa de Seguros Horizonte cuya intervención para verificar su estado piden los Legisladores Sabatella y Marinao quienes reiteran su alerta de vaciamiento y eventual venta a la Caja de Ahorro SA. Afirman que la Fiscalía de Investigaciones Administrativas debe tomar cartas en el asunto y constatar si hay en marcha un Convenio por el cual Horizonte se desprende de sus asegurados con contraprestaciones leoninas a sus intereses.


El otro tema es la toma de estado público del desorbitante monto de dineros públicos rionegrinos que venían sosteniendo el funcionamiento del IUPA Villa de las Artes de General Roca. El asentamiento terciario comenzó siendo financiado por el gobierno nacional en sus inicios. Luego transcurrió una etapa clave de crecimiento con la construcción de su sede y viviendas a cargo de la Provincia que terminó en estos casi diez millones de dólares por ejercicio. Esta es una discusión, no sencilla por cierto, la del mantenimiento por parte de todos los rionegrino. Pero la otra es tan escandalosa como vergonzosa que ensucia tanto al gobierno como a los impulsores del Instituto, ya que ha quedado en evidencia que el apoyo presupuestario incluía la benevolencia de la línea editorial del Diario Río Negro al gobierno de Weretilneck.

 

El tema es de una gravedad institucional tal que compromete a esta columna a tratarlo con carácter de Informe Especial la semana entrante. Disfrazar de aportes para educación la compra de opinión sepulta bajo tierra a todos aquellos que vienen pregonando transitar los caminos de la ética y la honestidad, gracias al acceso extorsivo de la plata de todos los ciudadanos.

Video del día

Noticias Relacionadas