Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

La que pasó fue la semana del Impuesto a las Ganancias en la que el gobierno nacional arañó un empate agónico que todos, piadosamente, se apresuran en calificar como un “triunfo del consenso”. Lo cierto es que un gobierno cuyas propuestas centrales giran en torno a bajar la inflación, disminuir el déficit y disminuir (no ya eliminar) la pobreza se va a los vestuarios en el entretiempo del verano con unos 200 mil millones de pesos que engrosan su ya preocupante rojo. Esta cifra surge de la modificación de Ganancias, más los 30 mil en tres tramos de 10 mil para los piqueteros dialoguistas, más las mejoras en las obras sociales para neutralizar el paro general cegetista. En el idioma original de la familia presidencial nunca más aplicable en todas sus acepciones el giro ¡Cara Navidad!


La arremetida de la oposición se unificó ante el espacio que dejaba el insólito proyecto del gobierno. Como si se hubiera declarado en huelga toda la defensa de un equipo de fútbol. Era imposible no aprovechar para hacer algún gol.


Otros que se despabilaron fueron los Gobernadores por aquello de “no hay como un susto para despertarse” (o algo parecido). Es que con el proyecto del gobierno les metían la mano al bolsillo que viene bastante castigado por la recesión, la inflación, y ahora las tasas de endeudamiento.


Pasó el sofocón y los platos rotos desde lo presupuestario lo pagará el gobierno nacional, para las provincias terminará siendo neutro. Los saldos políticos son interesantes. Los Gobernadores descubrieron que en conjunto logran fuerte interlocución, y el grupo de quince se diferenció de los “duros” como Gildo Insfran, Alicia Kirchner o el pampeano Verna. El Gobierno a fuerza de un nuevo golpazo debiera entender como lo dice el columnista de Clarín Ricardo Kirschbaum que tiene que decidir entre políticos o auditores.


Las reuniones por Ganancias le dejó un claro rédito al Gobernador Weretilneck: el descubrimiento del Federalismo y la posibilidad de incorporarlo a su discurso, cosa que inició en su saludo para las Fiestas. No es poco para un mandatario que hace tres años se vanagloriaba que no tenía necesidad de ir a Buenos Aires porque Río Negro se bastaba a sí misma con sus recursos y eficiente administración. El legislador Alejandro Palmieri entonces ministro reforzaba este concepto agregando “no vamos ir a pedir como los gobiernos anteriores”. Además de ser vocero permanente de la necesidad del endeudamiento en el corto plazo mediante Letras, ahora se ha puesto al hombro la iniciativa de un macro endeudamiento para obras de infraestructura y desarrollo de 500 millones de dólares que duplica el actual cupo de deuda.


Mientras, en el día de ayer entraron del gobierno nacional los segundos 55 millones de pesos que envió el Ministerio de Rogelio Frigerio en el marco del Programa Techo Digno. Como era de esperar se fueron por la succión de los aguinaldos, con lo que los 110 millones deberán esperar un tiempo para recalar en las empresas contratistas del programa. Por lo pronto desde lo comunicacional el gobierno rionegrina analiza rebautizar la operatoria como Piso Indigno hasta que se normalice la malversación.


Entre tantos pecados es hora de escuchar los mandatos bíblicos, especialmente aquellos que invocan frecuentemente las Sagradas Escrituras y se sensibilizan ante los pesebres. La Biblia dice: “¿Cómo puedes decir a tu hermano: ¡Hermano deja! echaré fuera la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el tuyo.” Y sigue: “¡Hipócrita! Echa primero fuera de tu ojo la viga, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano”. (Biblia, Jubileo 2000).


Este pasaje debiera entregarse junto a los recibos de sueldos de los funcionarios del gobierno de Río Negro que desde el primero hasta el último aceptan que se liquiden parte de sus sueldos en negro para pagar menos o en algunos casos no pagar el impuesto a las Ganancias. Un delito por donde se lo mire, salvo que no se lo mire, como sucede en este caso. Por supuesto que hay que agregar a los magistrados judiciales, legisladores e integrantes de los Organismos de Control que decretaron la exención con la firma de ellos mismos. Lo cierto que suena tragicómico: el Gobernador que cobra en negro para no pagar Ganancias está preocupado por Ganancias. Es tan contradictorio que una explicación religiosa puede darnos las razones, ya que no se nos ocurre que se reduzca a una cuestión de bolsillo.
 A ninguna autoridad se le ocurriría enajenar moralidad por algunos dineros en medio de tanta necesidad y escasez de vocación de servicio.


Cambiemos despidió el año con un cónclave en Darwin con los Intendentes, Sergio Wisky, Juan Martín, las autoridades del radicalismo y legisladores del ARI. Durante la reunión se reeditó aquello que rememoraba Juan Carlos Pugliese en su interinato al frente del Ministerio de Economía en la crisis de la hiperinflación alfonsinista. Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo, dijo el veterano tandilense haciendo referencia a la dura respuesta de sus interlocutores empresarios y gremialistas. En el cónclave del Valle Medio quienes hablaron de cargos y espacios de poder fueron las autoridades del radicalismo y Aníbal Tortoriello contestó que se trataba de un tema de convicciones, de defensa del gobierno de Macri y de mucha entrega y vocación. Todo concluyó de la mejor manera cumplimentando en el Salón de los Bomberos un asado de carne de caballo cuyo mentor fue el Intendente de Valcheta, Yamil Direne. Un ocurrente ensayó un slogan para el año electoral que se avecina: “A caballo de Cambiemos”.


Así quedan las tendencias políticas principales definidas hacia adelante: el gobierno de Weretilneck, el peronismo (Soria, Intendentes, legisladores, Pichetto, García Larraburu) y Cambiemos. Quienes y como se juntan será parte de los movimientos del año electoral. Pero todos dependerán del rumbo grande del país, que repercute en la provincia y determinarán las conductas políticas de los actores.


Una buena, no hay que preocuparse por la fecha de pago de bonos. Hay mucho más, pero respetemos la Navidad.

Video del día