Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Día a día el Gobernador Weretilneck da muestras de su vocación por las letras. Termina de ratificarlo esta semana enviando sendas y sesudas cartas a los Senadores Nacionales rionegrinos con motivo del tratamiento del Proyecto de Ganancias. Deben pensar en los intereses de la provincia dejando de lados los ideológicos o partidarios, dice el primer mandatario. Por un momento se aleja de su “modo alcalde” y trepa a la condición de estadista norpatagónico alcanzando tanta altura como el humo que trasuntan estas acciones para las redes sociales. Como si todos no supiéramos que Miguel Pichetto trabajará desde su interés político y su ya demostrada responsabilidad para con la provincia cuando se lo requiera, sin necesidad de cartas de ocasión. Que Silvina García Larraburu seguirá el lineamiento del Instituto Patria, refugio del cristinismo, de innegociable apoyo al Proyecto sancionado en diputados. Y Magdalena Odarda estará atenta a los vientos que le aseguren equidistancia entre la conveniencia y la demagogia, que siempre adereza con la sagrada defensa de la gente y los galgos de la provincia. Resumiendo, las cartas del Gobernador, por suerte ya no son escritas en papel porque si no estaríamos describiendo una grosería en relación al destino que le daría sus destinatarios rumbo a los sanitarios.


 Lo cierto es que el Gobernador mostró esta semana un oportunismo por demás pragmático como operador del macrismo golpeado en el Congreso. Defiende al gobierno nacional mejor que Rogelio Frigerio y muy por encima de Marcos Peña. El Alcalde de Santander le sale de adentro cuando dice “el proyecto de ganancias quiebra a las provincias pero yo entiendo a los trabajadores que reciben su beneficio. Hará falta mucha imaginación y diálogo para que todo se arregle”. Es una suerte que se inclinara por la Licenciatura en Letras porque si lo habría hecho por ser Técnico de Fútbol, Caruso Lombardi a su lado sería un aprendiz.


También en la semana se anunciaron dos mil cien viviendas que darán trabajo a miles de trabajadores rionegrinos. “Unos veintidós por cada casa” fue su arriesgada y poco creíble afirmación. Al mismo tiempo que hace dos meses que vía el Fondo Unificado (FUOCO) le manoteó al IPPV fondos específicos para atender los salarios, debiéndole a las empresas constructoras certificados de seis mese atrás. Por enésima vez se firmaron convenios para terminar las llamadas “viviendas de Pichetto” que siguen siendo seiscientas desde la época en que el senador aspiraba a la gobernación y competía con el gobernador, por lo que el Ministerio de Planificación firmaba directamente con los intendentes. Una operatoria similar a la que se instrumentó con la Tupac Amarú de Milagros Sala, con las viviendas por la mitad o menos, con los Intendentes que se prestaron a sobre certificar para seguir recibiendo fondos, sin capacidad técnica para controlar a las empresas. En una primera etapa se hizo cargo la provincia mediante el IPPV, motivaron varios actos y anuncios con la prolija presencia de los Intendentes que a esta altura aplauden para que no los investiguen y juntan energía para enfrentar la etapa de adjudicaciones porque los beneficiarios en muchos casos pactaron los listados con quienes traían la plata y quienes las ejecutaban. Problema para después.


Siguiendo la onda epistolar UPCN con la firma de Juan Carlos Scalesi le reclamó al Gobernador hacerse cargo de los retrasos salariales y especialmente de la depreciación a la que los somete el desfasaje inflacionario. Treinta o treinta y cinco de aumento con una inflación de supera los cuarenta muestra un retraso, dice el gremio. La novedad es que emplaza al Ejecutivo a implementar la corrección desde enero próximo.


Enero también estuvo en las últimas declaraciones del Gobernador quien se curó en salud y adelantó que puede ser el último gran atraso en la fecha de cobros que tenderá a normalizarse en febrero. El viernes la Tesorería rionegrina dejaba de costado un listado de acreedores seleccionado para después de los salarios de noviembre. Los pasó para el día después de los aguinaldos, o sea para el último lunes del año.


El efecto de las cartas del Gobernador Weretilenck nos remiten a un personaje de Villa Regina que deambulaba por las calles con sus facultades diferentes. Por las noches recalaba en el bar que hacía de parada de colectivos, ubicándose correctamente en una de las mesas con el visto bueno de los dueños que de esta manera lo cobijaban. Cuando bajaban los somnolientos y distraídos pasajeros, ante la falta de espacio, alguno le solicitaba compartir la mesa, cosa que el hombre concedía generosamente. Se iniciaba entonces una conversación tan trivial como normal, el calor, la cosecha, el granizo, etc. De pronto se quedaba mudo e inmóvil, le clavaba la mirada al desprevenido interlocutor y lo interpelaba fríamente ‘¿recibiste la cartita que te mandé?‘ Al instante el ocasional compañero de mesa huía y salía eyectado, asumiendo las alteradas facultades mentales de este inofensivo personaje del pueblo.


El Gobernador asume que la tormenta no cede. Que exhibir sus habilidades de Licenciado en Letras mes a mes no sirve para endeudarse en el mediano plazo. Por eso con el marco de un Plan de Infraestructura busca la autorización de la Legislatura para quinientos millones de dólares. De esta manera en una sola jornada obtendrá los fondos para obras que en el camino pueden tapar los baches salariales. Como sucede hoy con la mayoría de los fondos específicos, muchos nacionales, que los absorbe el Tesoro Provincial, dejando a los funcionarios, y al mismo Gobernador, al borde del ilícito penal. Las Obras hacen falta, movilizan a los Intendentes, y todos contentos. La ley vale tanto como la de Reforma Constitucional para un tercer mandato, o es casi más importante porque con el déficit actual queda poco espacio para un gobierno que se acostumbró a tirar manteca al techo. La ley remite a los tiempos no muy lejanos de la venta de las áreas petroleras. Es volver a disponer de manteca. Volverán los sueños del partido provincial con un horizonte de cuatro décadas de poder por delante. Volverá la alegría a Santander, su Alcalde retomará al SI indiscriminado como principal herramienta de gobierno.


Si no queda claro, te mando una cartita. ¿Recibiste la que mandé la semana pasada?  

Video del día